La Policía Local cierra con 15 arrestos su campaña de controles en la Zona Norte

  • El grupo municipal de Intervención ha realizado 35 actuaciones en el último mes · Los agentes han interpuesto más de medio centenar de denuncias por incautaciones de armas blancas y estupefacientes.

Treinta y cinco controles, 213 denuncias de tráfico, 59 incautaciones de armas blancas y estupefacientes y 15 detenidos. Todo en poco más de un mes. Estas cifras son algunos de los resultados de la primera ofensiva que la Policía Local ha puesto en marcha en la Zona Norte desde principios de año y que tuvo su punto álgido el pasado 10 de febrero cuando un agente del cuerpo recibió un disparo mientras trabajaba en la zona.

La Policía Local llevaba tiempo en alerta y las medidas de control se habían intensificado en el distrito desde principios de año. Las pedradas a los autobuses urbanos y a los camiones de recogida de basura sumadas a las denuncias ciudadanas motivaron que la Policía decidiera intervenir en la zona de manera más contundente. Dentro del llamado Plan Estratégico de la Zona Norte los cuerpos de intervención policial junto a patrullas de barrio, tráfico y las caninas comenzaron a diseñar la operación bajo la batuta del concejal de Protección Ciudadana, Eduardo Moral.

Desde el 10 de febrero al 25 de marzo las patrullas local han peinado la zona. Puntos estratégicos como Casería del Cerro, Parque Nueva Granada, Avenida de Pulianas o la calle Henríquez de Jorquera han visto como han caído 25 incautaciones de armas blancas o de 34 decomisos de todo tipo de drogas. En total, 59 denuncias interpuestas en base a la Ley 1/92 para la Protección de la Seguridad Ciudadana que demuestran parte de la realidad de la zona. “Los policías han encontrado camuflados en los vehículos bates de béisbol, catanas, machetes y palos que escondían un arma potente en su interior”, concreta Moral. A esto se le suma las intervenciones de drogas entre las que se encontraron porros, polen de hachís o marihuana hasta llegar a las 37 bellotas de hachís con peso total de 400 gramos.

Evidentemente, la Zona Norte no es como otro distrito granadino, comenta el concejal, “y mi objetivo es que la zona tenga los mismos efectivos policiales que  en otros puntos de la ciudad. Pero ahora es imposible”.

El responsable considera precipitado valorar los datos del primer periodo de la intervención pero reconoce que hablan por sí solos. Pone como ejemplo las infracciones de tráfico. Cuando en cualquier otro distrito las denuncias interpuestas por el Ayuntamiento suelen ser leves, como  aparcar en doble fila o hablar por teléfono mientras se conduce, en la Zona Norte priman las denuncias viales de mayor gravedad como es el caso de circular sin tener el carné de conducir. Así, los policías han puesto 145 sanciones leves y 213 de las consideradas más graves. “Y es que cuando lo normal es que la gente conduzca con carné, en la zona Norte se multiplican los casos de conductores sin el permiso”, apunta Moral, algo  que han provocado la inmovilización de 42 de vehículos.

El edil y su equipo de trabajo destacan de la intervención las 15 detenciones que finalmente han resultado de todo el proceso. “En los controles los agentes identificaron a 343 personas, incoaron 28 diligencias a individuos por encontrarse en busca y captura o por presunto delito de tráfico de estupefacientes y, se realizaron 15 detenciones por delitos contra la salud pública, contra los agentes o por robo, entre otras causas”, explica.

El concejal dicen que toda intervención es buena cuando los datos resultantes indican que se ha erradicado el problema, pero esta actuación debe ser continua y trasversal. Los vecinos reconocen que “algo se nota que los policías estén trabajando en la zona”, pero reconocen, como lo hace el propio Moral que detener a un chaval de 17 años no soluciona nada si no se acompaña de otras medidas.

Moral detalla que la intervención policial en la zona Norte no tiene fecha de caducidad y que los controles seguirán haciéndose en el distrito “de forma estratégica tanto en horas como en zonas”. Es más, parte de los 22 agentes de refuerzo que llegarán próximamente a Granada se dirigirán para la intervenir en el distrito.

El resultado de este trabajo se conocerá a medio plazo. El concejal tiene previsto cotejar los datos resultantes de estas intervenciones con el índice de delincuencia que le ofrezca Subdelegación y a partir de ahí planificar nuevas medidas. “Nosotros actuamos bajo las demandas de los ciudadanos y si piden patrullas las tendrán. Simplemente, el hecho de que un coche policial tenga que patrullar el camión de la basura dice mucho, así que los controles se no van a desaparecer”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios