La Policía Nacional detiene a un hombre por obligar a 3 personas a prostituirse

  • Los agentes se incautaron en su piso de marihuana, hachís, cocaína y un arma simulada

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía pertenecientes a la Brigada Provincial de Extranjeros de la Comisaría de Granada -en colaboración con la Brigada de Policía Judicial y el Puesto de la Guardia Civil de Armilla- han detenido a un varón de nacionalidad sudamericana y de unos 32 años de edad, con numerosos antecedentes penales, tras presuntamente explotar sexualmente a tres mujeres y un hombre. Al parecer, el autor de estos hechos los amenazaba gravemente y, además, protagonizó otros hechos delictivos, tales como la venta de sustancias estupefacientes a los clientes y compra-venta de material sustraído.

Según indicó la Policía Nacional, los hechos se remontan hasta hace unas semanas, cuando las víctimas que se encontraban ejerciendo la prostitución en un piso de dicha ciudad interpusieron una denuncia ante el puesto de la Guardia Civil de Armilla. Allí, las mujeres manifestaron que un varón les obligaba a ejercer la prostitución en la vivienda en la que se alojaban, entregándoles el dinero que ganaban, así como a abonar una cantidad semanal en concepto de estancia y otra cantidad de publicidad en internet.

Además, según explicaron, el hombre les amenazaba de muerte en caso de que se atrevieran a denunciar los hechos ante la Policía.

Las investigaciones se cruzaron y se hicieron cargo de las mismas miembros de la Brigada Provincial de Extranjeros de la Comisaría de Policía en Granada. Tras varios días de investigación y ante la viabilidad de encontrarse una posible actividad delictiva con respecto a una organización de trata de seres humanos -así como la posible existencia de unos delitos contra la libertad sexual, unidas a unas frecuentes amenazas y una posible venta de sustancias estupefacientes y una compra-venta de material sustraído- solicitaron realizar una entrada y registro al piso en cuestión.

En dicho registro, según informó la Policía Nacional, colaboraron también miembros de la Brigada de Policía Judicial y miembros de la Unidad Orgánica de Policía Judicial del puesto de la Guardia Civil de Armilla, siendo necesaria su intervención, ya que en el piso los agentes se incautaron de sustancias estupefacientes.

En concreto, los agentes interceptaron dos gramos de hachís, diez gramos de marihuana y quince gramos de cocaína, además de una pistola simulada y una caja de balines, dos teléfonos móviles y varios efectos procedentes de otros hechos delictivos tales como móviles, televisores, ordenadores portátiles, GPS, relojes y herramientas diversas de obra y un vehículo todoterreno con el que, al parecer, trasladaba a las mujeres que explotaba y 495 euros en efectivo.

En la vivienda se hallaban tres chicas y un chico que se encontraban ejerciendo la prostitución. Los agentes procedieron a la detención del varón de origen sudamericano, que se hallaba en situación irregular en el territorio español.

El detenido fue puesto a disposición judicial, ordenándose su ingreso en prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios