La Policía vuelve a las aulas para aprender a aplicar la ordenanza cívica

  • Un agente del cuerpo local, miembro redactor del texto, impartirá los cursos

Un agente de la Policía Local, miembro del equipo de trabajo de la Ordenanza de la Convivencia, será el encargado de difundir entre sus compañeros cómo se aplicará el nuevo texto normativo en la calle. Los cursos de formación para los agentes comenzarán la próxima semana y tendrán por objetivo trasmitir a los policías que el texto no pretende reprimir ni polemizar sino ayudar a que se respeten los derechos y deberes de los ciudadanos en el espacio público.

Los cursos de formación se prolongarán, aproximadamente, durante veinte días, que es el tiempo que el documento estará expuesto en el BOP y es la fecha previa a su verdadera aplicación. "La ordenanza totalmente corregida la recibía ayer y ya la hemos remitido al BOP, sólo hay que esperar a que se publique y se exponga para aplicarla", explica el concejal, Eduardo Moral, que calcula que entrará en vigor durante los primeros días del mes de noviembre.

Por el momento, cuenta el edil del ramo, los agentes se encargan a realizar labores de información a todos los sectores que se verán afectados por el nuevo texto, especialmente, a prostitutas y clientes que suelen ser los más conflictivos.

Al respecto, los vecinos de la Carretera de Jaén manifiestan estar expectantes ante los acontecimientos. "Vemos que la policía acude a la zona e informan a las chicas pero, por ahora, no hay ningún cambio". Moral explica que, por lo que trasladan los agentes, las trabajadoras del sexo han optado por aguantar al máximo y comenzar a retirarse o a buscar otras zonas el día que la norma entre en vigor.

Precisamente, ayer, el concejal de Participación Ciudadana y la senadora del PSOE María Escudero, participaron en un acto sobre Prostitución y Derechos Humanos. Los dos responsables expusieron la necesidad de que el respeto hacia todos los ciudadanos comience a imperar en las ciudades y subrayaron la necesidad de que se cree una conciencia social ante otras realidades, que pueden no gustar pero que están presente en las calles. "Esta normativa no va en contra de nadie y siempre que pueda mejorarse se hará", comentaron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios