La Policía desarticula una banda que duplicaba tarjetas de crédito

  • El empleado de una gasolinera de la capital era el encargado de obtener los datos de las tajetas

La Policía Nacional ha desarticulado una banda dedicada al duplicado de tarjetas de crédito tras detener a un joven español, G.C.M., de 20 años, como presunto autor de un delito de falsificación de monedas y de tenencia ilícita de armas. La investigación comenzó hace algunas semanas a raíz de una serie de denuncias por cargos indebidos con tarjetas bancarias , que consistían en compras en establecimientos de la capital, según informó la Policía en un comunicado.

Tras las pesquisas, se determinó que los cargos procedían de una gasolinera de la capital, próxima a una gran superficie. La Policía identificó a uno de los empleados como el autor de los cargos, para lo que se servía de un aparato lector portátil denominado en el argot policial gata.

Los dispositivos para copiar bandas magnéticas son de tamaño inferior a la mitad de un paquete de tabaco y para hacer volcar los datos de la tarjeta sólo se precisan unos segundos. Los datos del lector magnético eran puestos a disposición de la organización, que se encargaba de volcarlos a otras tarjetas auténticas a través de sofisticados sistemas informáticos que variaban únicamente el nombre del titular. En otro escalón superior de la organización se sitúan las personas que realizaron las compras en los establecimientos por un valor cercano a los 1.000 euros, y los que obtenían los beneficios.

Con esta detención se da por desarticulada la organización, después de haber identificado al resto de los miembros, de origen brasileño. En los registros domiciliarios se intervinieron, además de los útiles para el duplicado de tarjetas, elementos adquiridos presuntamente con el uso de las mismas y varias armas de fuego, entre ellas un subfusil y unas pistolas de fogueo, lo que indica la peligrosidad de la banda desarticulada, según la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios