La Policía da por desarticulada a la banda de Cijuela tras 5 arrestos

  • Los cuerpos de seguridad consideran a los cinco detenidos y al fallecido autores de medio centenar de hechos delictivos

La Policía Nacional dio ayer por desarticulado el grupo organizado de delincuentes que llevaban a cabo atracos y robos en polígonos industriales y gasolineras. La última detención del sexto integrante de la banda, en la mañana de ayer, cierra la operación que comenzó en la noche del sábado 12, con un registro en una "vivienda de seguridad" que la banda tenía en Cijuela y que se saldó con uno de sus integrantes muerto y otro huido.

El mismo día del registro, el Grupo de Atracos de la Policía Nacional detuvo a Fernando R.C., de 23 años, mientras que uno de presuntos miembros de la banda, José Luis M.B., de 25 años y que hizo frente a la Policía con una escopeta de cañones recortados, fallecía por una bala rebotada de un disparo de los agentes, hecho que, confirmaron fuentes de la Policía Nacional, han corroborado tanto los informes forenses como el de la Policía Científica.

Otro de los supuestos integrantes de la banda, Óscar C.A., de 28 años, logró huir del lugar, intentando atropellar a los agentes. Sin embargo, fue detenido cinco días después, el 17. También se detuvo a su hermano, Jorge C.A., de 32 años.

Poco después, el día 21, cayó otro de los presuntos miembros de la banda de atracadores, Francisco José F.A., de 25 años. Y en la mañana de ayer, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron al que consideran último miembro del grupo organizado, Andrés C.R. que, además, está imputado por una tentativa de homicidio en un municipio de la costa de Cádiz.

Con esta última detención, los grupos de Atracos, Robos y Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial han dado por desarticulado el grupo. Según informó la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental, a todos los detenidos les consta un amplísimo historial policial. Todos residían en Granada.

Según la información facilitada por la Policía, el grupo llevaba actuando en la provincia de Granada y en las limítrofes de Málaga y Jaén, "al menos, desde hace unos dos años". Fue a principios de este año, sin embargo, cuando "las investigaciones policiales se fueron centrando en los principales miembros de la organización".

Las investigaciones de la Policía Nacional han conseguido demostrar la implicación del grupo en diez atracos cometidos este año en salones de juego y comercios, así como 33 robos con fuerza en establecimientos como "estancos, concesionarios de vehículos, tiendas de motos y otros" y que llevaron a cabo en Granada, su Área Metropolitana, la Costa y Málaga.

El grupo se caracterizaba por ser "muy violento y especialmente peligrosos en su huida debido al poco respeto que tenían hacia de vida y seguridad". Su forma de actuar era siempre similar: robaban un vehículo y, armados, con guantes y los rostros tapados, cometían el atraco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios