La Policía detiene a tres atracadores por 59 robos con estrangulamiento

  • El grupo de Atracos los considera responsables de 46 delitos en Granada y de 13 en varios municipios de la provincia de Almería · Atacaban a sus víctimas, la mayoría personas mayores, con gran violencia

La Policía Nacional ha detenido y puesto a disposición judicial a tres jóvenes de origen magrebí de entre 29 y 21 años a los que considera los autores de cincuenta y nueve presuntos delitos de robo con violencia tanto en Granada capital, donde residían, como en la provincia de Almería. De hecho, el Cuerpo Nacional de Policía les considera los autores de al menos 46 robos en distintos barrios de la capital y de otros 13 en Almería capital, Roquetas de Mar y El Ejido.

El grupo de Atracos de la Policía Nacional de Granada les venía siguiendo la pista desde hace meses. En noviembre, se comenzaron a recibir denuncias por robo con violencia en el que el modus operandi era similar: un atracador estrangulaba desde atrás a la víctima y otro, mientras tanto, le desvalijaba sobre la marcha. La crueldad era otro de los puntos que unían a varios de los hechos delictivos, ya que en muchos de los casos, la víctima quedaba inconsciente a causa del estrangulamiento.

Para poder reducir a sus víctimas con facilidad, solían elegir personas mayores para inmovilizarles, aunque en algún caso, según informaron fuentes policiales, también realizaron el mismo procedimiento con alguna chica joven. Normalmente, asaltaban a las personas en las cercanías de sus domicilios o incluso en el portal de los mismos, explicó ayer el jefe superior de Policía de Andalucía Oriental, Pedro Luis Mélida, aunque también realizaron un atraco en el que llegaron a sustraer, por el mismo método, 3.000 euros que su víctima acababa de sacar del cajero automático de una entidad bancaria. Tanto por la violencia como la tipología de la víctima hizo, explicó Mélida, que se crease "una gran alarma social" tanto en Granada capital como en los municipios almerienses donde se habían registrado casos.

El grupo de Atracos de la Comisaría Provincial de Granada comenzó con las pesquisas para intentar identificar a los autores de los robos hasta que llegaron a considerarlos como los responsables de más de 40 robos en la capital. Los asaltantes solían responder a la misma descripción: el cabecilla, conocido con el sobrenombre de Abdul, era "muy corpulento y alto", por lo que solía ser el encargado de estrangular a sus víctimas. Actuaba siempre en compañía de uno de sus dos compinches, que registraba al atracado. Muchos de ellos terminaron en el hospital y otros tantos padece secuelas físicas o psíquicas.

Al mismo tiempo, el grupo de Atracos de Almería comenzó a recibir denuncias similares, por lo que ambas unidades investigaron de forma coordinada. Así, llegaron a los ahora detenidos, B.M., de 29 años; M.M., de 21 y S.S. de 22 años. Los tres, de origen magrebí, residían en la Zona Norte de la capital donde tenían un piso, aunque también contaban con "infraestructura" en Almería. Hasta allí se desplazaba en un vehículo robado en El Ejido mediante el mismo procedimiento del estrangulamiento -conocido en el ámbito policial como cogotero- al que habían puesto matrículas falsas.

En ese coche les detuvieron los agentes de los grupos de Atracos de Almería y Granada en la que se ha denominado Operación Lazo. En el vehículo se les requisó en ese momento siete teléfonos móviles, una pistola ballesta, dos navajas y documentación, además del mismo coche. Es el material que la Policía Nacional ha podido obtener porque, a pesar de solicitar una orden de entrada y registro en el domicilio de la Zona Norte, no fue concedida.

Los tres detenidos fueron puestos ayer a disposición judicial. Todos residían de forma ilegal en España, por lo que se ha incoado un procedimiento de expulsión del país. Según explicó el jefe superior de Policía de Andalucía Oriental, que mostró su "alegría" por el resultado de la operación, dos de los integrantes de la banda no contaban con antecedentes. Por su parte, el cabecilla, Abdul, había sido detenido previamente por la Guardia Civil por un delito relacionado con el tráfico de drogas y dos reclamaciones pendientes por quebrantamiento de condena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios