La Policía dará un plazo de una semana a las prostitutas antes de sancionarlas

  • El próximo 10 de noviembre comenzará la aplicación de la nueva normativa en la calle · Vecinos y organizaciones conocerán este mes todos los detalles del texto

Comentarios 0

La Ordenanza de la Convivencia entrará en vigor oficialmente el próximo 10 de noviembre, pero oficiosamente comenzará a aplicarse unas semanas más tarde. La idea de que la nueva normativa no tiene afán recaudatorio quedará reflejado en que la Policía Local no comenzará a imponer multas desde el primer día de su aplicación, es decir, aunque el texto esté en vigor, el área de Participación Ciudadana ampliará unas semanas las labores informativas por parte de los agentes.

Eduardo Moral, concejal del ramo, detalla que "sólo en situaciones flagrantes y en las que -en el caso de las prostitutas- ofrezcan reiteración y resistencia serán sancionadas, en el resto de los casos, se evitará". El Ayuntamiento mantendrá por tanto esta campaña informativa que se hará extensiva a las asociaciones de vecinos a final de mes, gracias a un texto resumido (o extenso para quien lo solicite) que se entregrará a los responsables de las asociaciones en el próximo pleno de la participación vecinal.

La ordenanza que se aprobó el pasado mes de septiembre en el pleno municipal impone sanciones de hasta 3.000 euros por la práctica y el ofrecimiento de servicios sexuales en la vía pública entre otras acciones.

El texto prohíbe las relaciones sexuales en el espacio público de todo el término municipal, así como "el ofrecimiento, solicitud, negociación y aceptación directa o indirectamente de servicios sexuales retribuidos" y especialmente cuando se lleven a cabo a menos de doscientos metros de zonas residenciales, centros educativos o cualquier actividad comercial o empresarial.

En los casos en que tenga lugar dentro de este perímetro la solicitud o aceptación de la prostitución se considerará una infracción muy grave, mientras que si se respeta esta distancia se entenderá como leve. Las sanciones oscilarán entre 1 y 750 euros en el caso de las infracciones leves y de entre 1.501 y 3.000 en el caso de las muy graves. El importe de estas sanciones irá destinado a programas sociales y fines como la información y la ayuda a las personas que ejercen la prostitución y en especial a aquellas que quieran abandonar esta práctica.

Por otra parte, la ordenanza también prohíbe las conductas que "bajo la apariencia de mendicidad o bajo formas organizadas" representen actitudes "coactivas o de acoso" o que obstaculicen intencionadamente el libre tránsito de los ciudadanos. Asimismo, se regulan otras actividades como los grafiti, la pegada de pancartas, carteles y folletos, la satisfacción de necesidades fisiológicas en la calle, el consumo de bebidas alcohólicas en vía pública o el comercio ambulante no autorizado.

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios