La Policía prosigue la búsqueda del tercer atracador de Cijuela

  • El único detenido en la operación, en la que murió uno de los miembros de la banda, pasa hoy a disposición del juez · Los vecinos oyeron entre cuatro y cinco disparos

F.R.C, el joven de 23 años detenido como supuesto miembro de una banda de atracadores cuya desarticulación desencadenó un tiroteo con la Policía Nacional en el que falleció uno de los supuestos delincuentes, será entregado hoy a la autoridad judicial tras haber prestado declaración ante los investigadores del Grupo de Atracos del Cuerpo Superior de Policía, según informaron fuentes policiales.

El joven se encontraba ayer en las dependencias de la Jefatura provincial de la Policía Nacional de Granada a la espera de ser puesto hoy a disposición de la autoridad judicial tras su arresto durante la madrugada del sábado en el marco del tiroteo ocurrido en un garaje de Cijuela en el que los atracadores habrían sido sorprendidos por efectivos de la Policía Nacional.

El tiroteo se saldó con la muerte del joven de 25 años J.L.M.B., abatido por los agentes de la Policía Nacional mientras empuñaba una escopeta de cañones recortados con la que habría hecho frente al dispositivo policial, pues durante el combate se habrían efectuado entre cuatro y cinco disparos mientras un tercer miembro del grupo logró darse a la fuga.

El Cuerpo Nacional de Policía, de hecho, mantiene un dispositivo de búsqueda para capturar al tercer miembro de esta banda dedicada a los atracos y robos con fuerza en establecimientos industriales y en gasolineras.

El enfrentamiento armado ocurrido durante la madrugada del sábado en un garaje comunitario de Cijuela y en el que agentes del Cuerpo Nacional de Policía abatieron a un joven de 25 años que murió, habría constado de entre cuatro o cinco disparos que despertaron la alerta entre el vecindario de este barrio del extrarradio, según dijo a Europa Press uno de los vecinos de la calle Azorín.

Este residente relató que pasadas las 03.00 horas su esposa y él se "despertaron" súbitamente del sueño en que se hallaban inmersos a consecuencia de las detonaciones procedentes del tiroteo que se producía en uno de los garajes de la calle Azorín, donde los agentes abatieron al joven de 25 años, que iba armado con una escopeta de cañones recortados, durante la desarticulación de una banda de atracadores.

Según este vecino, las detonaciones fueron "cuatro o cinco", a lo que siguió "mucho ajetreo" en la calle Azorín con la llegada de más efectivos policiales, si bien no pudo precisar si el garaje que acogió el tiroteo está directamente vinculado a esta banda de atracadores porque "aquí los vecinos no nos conocemos mucho". De hecho, el sábado, tras conocer lo sucedido, en el pueblo sostenían que los integrantes de la banda llevarían sólo tres o cuatro meses allí y que no eran conocidos.

El tiroteo se registró en un garaje de la calle Azorín, a las afueras del casco urbano de Cijuela, junto a una zona industrial, en el marco de una investigación impulsada por un juzgado de Granada capital que, además, se ha encargado de las diligencias correspondientes a la muerte del sujeto, identificado como J.L.M.B., de 25 años de edad.

Según la Policía, el historial de robos de los tres integrantes de la banda siguió creciendo hasta la tarde del pasado martes, día en el que habrían cometido, al parecer, dos atracos en un polígono industrial y una gasolinera en el Área Metropolitana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios