Policías y bomberos inician la batalla por la jornada laboral

  • El colectivo se concentró ayer en el Ayuntamiento para protestar por la ampliación horaria que propone el Consistorio · Fuentes asegura que aún no hay nada decidido

Comentarios 1

Poco se pudo negociar ayer en el encuentro entre el concejal de Personal del Ayuntamiento de Granada, José Antonio Fuentes, y los sindicatos mayoritarios (CCOO, UGT y CSIF), en el que tenían previsto abordar la aplicación del decreto del Gobierno que incluye la ampliación de la jornada laboral de los funcionarios. Antes de las diez de la mañana, el concejal de Personal se levantó de la mesa ante la concentración de más de dos centenares de policías locales y bomberos de paisano que protestaban desde primera hora en el patio del Consistorio.

La protesta de los trabajadores públicos continuó hasta las 13:00 horas, cuando los manifestantes decidieron abandonar la sede del Ayuntamiento ante la creciente presencia de antidisturbios apostados en la puerta del edificio municipal. Sin embargo, esta podría ser sólo la primera de las batallas de una guerra que amenaza con llenar aún más las calles de profesionales, públicos o no, iracundos.

El encierro espontáneo de los empleados públicos, que duró cerca de tres horas en las que se vivieron momentos de tensión, tenía dos razones de peso, según los propios trabajadores: por un lado, la exclusión de los sindicatos minoritarios de la mesa de negociación y, por otro, la forma en que el Consistorio tiene previsto aplicar en los colectivos de policías y bomberos esa ampliación de la jornada laboral que viene impuesta desde el Gobierno central. Según aseguró ayer el secretario de Organización del Sindicato Independiente de Policía en Andalucía (Sipan), Sebastián Aguado, la intención del Ayuntamiento es poner en marcha una "bolsa de horas" que, en el caso de los policías y bomberos, se traducirá en "8 días más de trabajo al año" que serán libremente dispuestos por los superiores. Aguado aseguró que en la práctica esto supondrá un incremento de las jornada de trabajo en días clave como el de la Virgen de las Angustias o la Semana Santa. "Desaparecerán las horas extraordinarias a cambio de días de trabajo gratis", explicó.

El secretario de Organización del Sipan explicó que el de los policías y bomberos será el colectivo más afectado por la ampliación del horario laboral, ya que en el caso de los funcionarios de oficina, la aplicación del decreto de Mariano Rajoy se traducirá en que "trabajen media hora más al día".

Benjamín Garzón, delegado de la Junta de Personal del Ayuntamiento, explicó que con la protesta, que no descartan repetir en los próximos días, quisieron denunciar el incumplimiento del compromiso adquirido hace unos meses por el concejal de Personal, que prometió aplicar el decreto "con coherencia y de la forma menos lesiva". Según Garzón, el decreto establece 120 horas al año de ampliación de la jornada, que se traduciría en un aumento en el promedio semanal de dos horas y media. "La pretensión del concejal es repartirlas a su libre capricho, con la posibilidad de acumular 30 jornadas de 4 horas distribuidas en noches, festivos y fines de semana".

Garzón aclaró que los bomberos y los policías no están en contra de que se aplique el decreto, sino que se haga "sin ajustarse a la ley y de forma torticera". Hasta que consigan que el Ayuntamiento los escuche, los trabajadores continuarán con las protestas. Es más, no descartan denunciar por "ilegal" la aplicación que pretende llevar a cabo el Consistorio. "Esta es la primera batalla de una guerra que se va a iniciar".

Por su parte, Ramón Buendía, secretario y delegado de la Junta de Persona, aseguró que la bolsa de horas que ha propuesto el Ayuntamiento "es ilegal" y que no se puede implantar "para utilizarla a su libre albedrío". Para un policía o un bombero, esto significaría "que te llamen cuando ellos quieran para cubrir los servicios que ellos quieran". Buendía explicó que la ampliación de horario se podría solventar si el Ayuntamiento reconociera un derecho que el colectivo lleva reivindicando desde hace años. "Lo único que queremos es que se nos reconozca el cambio de vestuario dentro de la jornada laboral, porque si entramos a las 7:00 tenemos que llegar a las 06:30 para cambiarnos y a la salida lo mismo".

Pero ninguna propuesta de los trabajadores llegó ayer a oídos de los responsables municipales. El secretario general de la Sección Sindical de UGT en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Segovia, estuvo presente en la mesa de negociación y aseguró que fue el concejal de Personal el que levantó la mesa de negociación. "Ha sido un error no escuchar nuestras propuestas. Los compañeros se han concentrado espontáneamente y el delegado debería haberlo entendido", aseguró Segovia, que indicó que de esta manera habría evitado las tres horas de encierro en la sede consistorial.

Además, el responsable de UGT indicó que la que los sindicatos llevaron a la mesa de negociación era una propuesta "coherente", basada en "una aplicación homogénea de la ampliación de horarios para todos los colectivos, de forma que no queden a la discrecionalidad de los jefes".

Sin embargo, el concejal de Personal, que quiso dejar claro que la mesa de negociación se levantó por las "presiones" recibida por parte de los concentrados, aseguró que por el momento la aplicación del decreto se está negociando y que la mesa sólo se ha reunido en dos ocasiones, por lo que la decisión no está tomada todavía. De hecho, Fuentes negó que se haya propuesto una bolsa de 120 horas, y aclaró que sólo se ha hablado de una bolsa de horas que vendría determinada por el servicio. Eso sí, el concejal de Personal aseguró que se mantendrá "firme" porque tiene que aplicar el decreto del Gobierno central entre todos los funcionarios, entre los que figura el colectivo de policías locales, que "no es de los que menos salario tienen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios