Premio y distinción al hombre del aceite de oliva

  • El catedrático y experto en Nutrición José Mataix recibió ayer el premio Gregorio Varela a toda una vida de trabajo

La Universidad de Granada y varias sociedades de Nutrición y Farmacia homenajearon ayer al catedrático de Fisiología y experto reconocido en Nutrición José Mataix. Un acto entrañable en el que estuvo rodeado de amigos, colaboradores y discípulos, que agradecieron la labor de Mataix -Pepe, como es conocido por todos- con la entrega del premio Gregorio Varela, con quien en su día compartió conocimientos y luchó por el avance del estudio de los alimentos.

El Salón Rojo del Hospital Real se llenó de caras amigas para Mataix, que agradeció con gran sentimiento el reconocimiento y el cariño de los compañeros, en un momento en el que está inmerso en la superación de una enfermedad. "Sin mis amigos no hubiera sido posible este premio. Que se consideren premiados como yo", agradeció emocionado.

Su carisma y el legado que ha dejado a la Universidad de Granada es tal que en el acto se dieron cita cinco rectores de la institución. José Vida Soria, Pascual Rivas, Lorenzo Morillas, David Aguilar y Francisco González Lodeiro, actual rector, le dieron su respaldo.

El presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, Javier Arancete, destacó la labor de Mataix como primer presidente de esta sociedad. "Fue el que le dio importancia nacional e internacional y, sobre todo, un buen profesor y amigo", dijo.

Gregorio Varela hijo, presidente de la Fundación Española de Nutrición, emocionó a Mataix con los recuerdos de su padre. "Recuerdo los almuerzos y desayunos largos que mantenías con mi padre, de los que resultaban tu currículum y trayectoria de hoy".

El presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Lluis Serra, celebró el "pequeño homenaje a la brillante carrera de Mataix, que amplió la perspectiva de la Nutrición desde la investigación básica, la nutrición comunitaria, la académica y la educación y provocó la transición de la nutrición clásica a la moderna". Serra recalcó su labor docente. "Tus clases nadie se las quería perder. Gracias por enseñarnos nutrición. Eres nuestro maestro", dijo.

No en vano, ha creado dos sociedades de Nutrición, es la cabeza del Instituto de Nutrición de Granada, que creó en 1989, reestructuró la Escuela de Nutrición creada por Varela en 1970 y ha dirigido medio centenar de tesis doctorales y publicado numerosos artículo y libros. Además, fue vicerrector de Investigación y de Planificación.

El premio Gregorio Varela lo conceden la Fundación Española de Nutrición, Alimentaria y la Fundación Dieta Mediterránea.

Por parte de Alimentaria, Francisco Sensat recalcó que "más que un hombre de la nutrición, Mataix es un hombre del aceite de oliva, el que ha respaldado su potencial. Gracias a él es mundialmente conocido y apreciado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios