Provoca un accidente al darse a la fuga con 2,5 kilos de marihuana

  • La Policía Local ha detenido a un joven que intentó escapar de un control, colisionó con un coche, dejó una herida y agredió a un agente

Estado del vehículo del detenido tras impactar con el otro coche durante su intento de fuga. Estado del vehículo del detenido tras impactar con el otro coche durante su intento de fuga.

Estado del vehículo del detenido tras impactar con el otro coche durante su intento de fuga. / g. h.

Los vecinos del barrio Lancha del Genil de la capital vivieron ayer una escena insólita propia de una película de ficción que pudo acabar en desgracia. La Policía Local de Granada tuvo que protagonizar una persecución para detener a un joven de 27 años, con antecedentes por drogas, que tras recibir el alto en un control, se dio a la fuga, provocó un accidente, abandonó su coche para continuar la huida a pie, y al ser interceptado agredió a un agente durante el forcejeo. Todo ello para evitar su detención, ya que en su vehículo portaba una bolsa con 2,5 kilogramos de cogollos de marihuana.

Todo ocurrió la tarde de ayer cuando patrulla de Seguridad Ciudadana de la Policía Local había dispuesto un control rutinario en la Carretera de la Sierra, vía que conecta la capital con el municipio de Cenes de la Vega.

Al dar el alto a un vehículo, comprobaron que emanaba del turismo un fuerte olor a marihuana ante lo que el conductor -un joven de 27 años- comenzó a ponerse muy nervioso. Cuando los agentes le solicitaron la documentación, el joven inició su huida hacia Cenes de la Vega, provocando así una persecución policial.

Al no respetar las señales de tráfico, el ahora detenido acabó colisionando con otro vehículo en el que conducía una chica que resultó herida leve y tuvo que ser atendida in situ al sufrir un ataque de ansiedad.

Ante ello, el joven decidió abandonar su coche y continuar su huida a pie, en la que intentó deshacerse de la bolsa que portaba en su vehículo. Sin embargo, la patrulla consiguió alcanzarlo, ante lo que protagonizó un forcejeo para evitar su arresto, en el que resultó herido uno de los policías.

Finalmente, los agentes lograron detenerlo y recuperar la bolsa de la que había tratado de deshacerse, en la cual se encontró 2,5 kilogramos de cogollos de marihuana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios