Proyectos con pulso lento

  • Trámites administrativos farragosos, enfrentamientos políticos y falta de financiación eternizan algunos de los proyectos de ciudad · El problema llega cuando las obras terminan y no pueden ser disfrutadas por los vecinos · En Granada hay algunos casos

Comentarios 1

Que las obras son uno de los principales motivos de queja de los ciudadanos es una verdad como una Catedral. Ahora bien, si los resultados son buenos son los que más las disfrutan. El problema viene cuando sufren las obras sus pies y luego no las pueden ni pisar. El enfado es mayor cuando las razones dadas para no abrir los centros, parques o lo que les haya tocado frente sus cosas son tan inusuales como "que crezcan unos árboles". Pues bien esto es justo lo que le ha pasado a los vecinos de Ronda y Chana con el llamado parque de la Alquería de la Vega. Toda una zona verde cerca de 3 millones de euros y que está cerrado a cal y canto. La necesidad de que las diferentes especies arbóreas se desarrollen no convencen demasiado ni a los vecinos ni a la oposición que ya ha reclamado en varias ocasiones su apertura pero son las que ofrece la Gerencia de Urbanismo. Algo parecido ocurre con proyectos como la biblioteca del Zaidín, la reforma de la Muralla Zirí, el centro del Gallo o la reforma del Paseo del Salón. Todos ellos (excepto el último que sí fue inaugurado) en proceso, pendientes de que se desarrollen o a la espera de que se materialicen. Es lo que ocurre en el caso de la biblioteca del Zaidín que a pesar de estar prácticamente lista se encuentra a la espera de que se dote de mobiliario y de todos los fondos para que pueda abrirse en condiciones.

La cuestión es que, en tan sólo estos proyectos de muestra, el Ayuntamiento, gracias a los fondos del Estado, ha invertido más de trece millones y a pesar de estar listos siguen sin estar al alcance de los ciudadanos.

Hay quienes no ocultan que este retraso o espera para inaugurar dichos proyectos tiene una razón clara: la llegada de las elecciones municipales y la necesidad imperiosa de salir en las fotos para buenas noticias como son las inauguraciones.

Independientemente de las razones y las malas lenguas, lo importante es que en lo que queda de año, las inauguraciones para el equipo de Gobierno en el Ayuntamiento están aseguradas. Para ellos quedará la foto y para los vecinos, por fin, la obra terminada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios