La Puerta de las Granadas sigue cerrada a la espera de una firma

  • La apertura estaba prevista para el verano pasado y aunque el Patronato y Movilidad ya acordaron restringir el tráfico, el pacto está pendiente del visto bueno del Ministerio

Comentarios 1

La previsión que barajaba el Ministerio de Cultura era finalizar la intervención en la Puerta de las Granadas hace justo un año. Sin embargo, el principal acceso a la Alhambra sigue cerrado un verano más para molestia de los cientos de visitantes que cada día acuden al monumento nazarí, así como de los asistentes a la próxima edición del Festival Internacional de Música y Danza, que arranca mañana. Todos ellos tendrán que acceder al monumento nazarí por el Realejo.

Y eso que en el mes de enero la rehabilitación de esta puerta estaba prácticamente acabada y a la espera de la finalización de una obra menor. Y dos meses después, además, el Patronato de la Alhambra y el Generalife y el área municipal de Movilidad salvaron un gran escollo -el de la circulación- al llegar a un acuerdo tras varias reuniones en lo referente al tránsito de vehículos, taxis y transporte colectivo por este acceso.

El entendimiento llegó el 31 de marzo, cuando ambas administraciones hicieron público su compromiso de restringir el tráfico por la Puerta de las Granadas: se acordó instalar una cámara para vigilar el tránsito de vehículos privados, que queda prohibido, al tiempo que se eliminó el tránsito de una de las tres lineas de autobús que circulaban por este acceso, así como el de los taxis que no se adecuen a los combustibles ecológicos.

Sólo faltaba que el Ministerio de Cultura, encargado de recepcionar la obra, diera el visto bueno al Patronato para la suscripción de estos acuerdos, lo que a día de hoy aún no ha ocurrido.

De esta forma, durante los meses de verano se mantiene como único recorrido alternativo a la Cuesta de Gomérez el del Realejo, un trazado que, según ha sostenido siempre el presidente de la gremial, Manuel Cebrián, a los clientes les cuesta más dinero y, aunque es difícil contabilizar si los usuarios han disminuido, esto es algo que, en su opinión, se nota en la parada de Plaza Nueva. Por su parte, el gerente de la Rober, la empresa concesionaria del servicio de transporte, ya advirtió el pasado año de la disminución de los usuarios de los buses en el recorrido por el Realejo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios