La Ragua cierra por falta de nieve un mes después de su apertura

  • La estación recalca que pese a la clausura de las pistas deportivas aún se pueden usar trineos o construir muñecos de nieve

La Ragua conserva aún nieve para el esparcimiento familiar. La Ragua conserva aún nieve para el esparcimiento familiar.

La Ragua conserva aún nieve para el esparcimiento familiar. / g. h.

La falta de nieve ha forzado el cierre de la estación recreativa Puerto de la Ragua de Granada y Almería, que abrió hace veinte días con dos de sus cuatro pistas activas, y que desde ayer permite usar las instalaciones para uso particular. El consorcio que gestiona el Puerto de la Ragua, ubicado dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada y entre las provincias de Granada y Almería, informó del cierre de los servicios de alquiler de material y pago por el uso de las pistas al no contar con la acumulación suficiente de nieve.

La estación, referente en esquí de fondo, abrió la temporada el pasado 4 de febrero tras el temporal que dejó fuertes precipitaciones, aunque lo hizo de manera escalonada primero con dos de las pistas hasta alcanzar las cuatro de la infraestructura. La temporada anterior arrancó el último fin de semana de noviembre, dos meses antes que la actual, y logró un flujo de una media de 8.000 usuarios semanales de sus cuatro pistas.

Su ubicación, en el corazón del Parque Nacional de Sierra Nevada, impide que esta estación pueda fabricar nieve, lo que condiciona cada año tanto la apertura de la temporada como su duración. El Consorcio de La Ragua, compuesto por las diputaciones de Almería y Granada y los ayuntamientos de Bayárcal, Ferreira y Nevada, adapta su calendario a las condiciones meteorológicas y anunció que sus pistas de esquí de fondo o nórdico y de trineos permanecen "de momento" cerradas. La Ragua es un referente en esquí de fondo y ofrece rutas lineales o circulares.

El precio del pase a pistas para el esquí de fondo cuesta tres euros con seguro para el usuario, a lo que suman la opción de alquilar un trineo con el que deslizarse por sus pistas por ocho euros, junto a entradas especiales para realizar circuitos de bicicleta todoterreno por nieve y esquí extremo cuando las condiciones de las pistas de la vertiente norte lo permiten.

El Consorcio explicó que aún queda nieve suficiente para deslizarse con trineo, lanzar unas bolas o hacer muñecos, pero no la necesaria para mantener el alquiler y el cobro por el acceso.

Recalcó además que los usuarios pueden acceder a las pistas con cualquier material, pero que el Consorcio no será responsable de ninguna posible incidencia o daño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios