Rebajan a 4 años la petición de cárcel para el acusado de incendiar un piso

  • Robó 30.000 euros y previamente exigió al dueño de la vivienda una cantidad de dinero

La Fiscalía de Granada ha rebajado de 19 a cuatro años y tres meses de cárcel su petición de pena contra el joven de nacionalidad marroquí que ayer fue enjuiciado en la Audiencia Provincial acusado de incendiar la vivienda de un hombre al que le exigió previamente una cantidad de dinero. El procesado, que además robó 30.000 euros a su víctima que ya le ha devuelto, se ha reconocido culpable de los hechos, por lo que las partes han renunciado a practicar las pruebas testificales.

Tras la modificación de sus conclusiones provisionales, el Ministerio Público ha atribuido al procesado, de iniciales K.S.Y. y 25 años, un delito de incendio y otro de robo, eliminando su acusación inicial del delito de homicidio en grado de tentativa, al entender que prendió en llamas la vivienda de su víctima no con la intención de acabar con su vida sino "con ánimo de presionarla para que le entregara el dinero" exigido.

El inculpado se ha negado a declarar tras reconocer su culpabilidad, y a continuación, ha comparecido ante el tribunal de la Sección Primera la víctima, que ha dicho sólo conocer "de vista" al acusado, que le devolvió los 30.000 euros robados y que, por tanto, renunciaba a reclamarle algo más en concepto de responsabilidad civil.

A la vista de los testimonios de acusado y víctima, el fiscal, la acusación particular y la defensa han renunciado al resto de los testigos citados, con lo que han procedido a leer sus conclusiones. El Ministerio Público ha rebajado su pena, aunque manteniendo la indemnización al propietario de la vivienda siniestrada en 6.716 euros. La acusación particular se ha adherido la solicitud, mientras que la defensa sólo se ha sumado a los dos años y tres meses que ha pedido el fiscal por el incendio, no admitiendo los otros dos años por robo. Después, el juicio ha quedado visto para sentencia.

Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, el inculpado se personó junto a otra persona que no ha podido ser identificada en la madrugada del 4 de septiembre de 2009, sobre las 3:00 horas, en el domicilio de A.E.H., situado en la calle Príncipe Eugenio de Granada capital.

Una vez dentro, intentó maniatar a éste mientras le exigía "con ánimo de obtener un beneficio patrimonial ilícito" la entrega de una cantidad de dinero, a la vez que le profería expresiones amenazantes, causándole el "lógico temor y desasosiego". Ante la negativa a entregar dicha cantidad de A.E.H., que consiguió encerrarse en una de las habitaciones de su vivienda, el acusado procedió, "con ánimo de presionar a la víctima para que le entregara el dinero", a incendiar el piso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios