Red Granada abre las puertas del empleo a quince discapacitados

  • El proyecto, integrado dentro del Pacto Local por el empleo, forma a los alumnos para ser conserjes

"Son discapacitados pero capacitados para trabajar". Con esta frase, el presidente de Asprogrades, Antonio García, dejó claro el compromiso que la asociación a favor de las personas con discapacidad tiene con el empleo. Un compromiso que cuenta con el respaldo total del Ayuntamiento, a través del Imfe, gracias al proyecto Red Granada y al Pacto Local por el Empleo firmado recientemente en el que colaboran ambas instituciones. El trabajo conjunto ha propiciado que quince personas desempleadas y con algún tipo de discapacidad participen en un curso para aprender labores propias de consejería y mantenimiento de edificios.

Este proyecto de inserción sociolaboral se integra dentro de una de las 18 especialidades de formación que se ofrecen para 270 desempleados de la ciudad, y, especial, para los que tengan dificultades especiales. La demanda de este tipo de servicios es una realidad ya que como comentó la concejal del Imfe, Marifrán Carazo, para la convocatoria del curso de conserje que sólo tenía 15 plazas se presentaron más de 116 solicitudes.

Los seleccionados llevan trabajando desde el mes de enero en las sesiones teóricas y, próximamente, comenzarán las sesiones prácticas en centros municipales y de la UGR, además de en empresas privadas que colaboran con este plan.

A grandes rasgos, los alumnos están aprendiendo distintas materias relacionadas con carpintería, fontanería, y electricidad, entre otras cuestiones. Así, el curso de Conserjería y Mantenimiento de edificios tiene el máximo interés, ya que el objetivo último es la integración en el mercado laboral de su alumnado, en idénticas condiciones de tareas, sueldos y horarios que cualquier otro trabajador. Curiosamente, la mayoría de los alumnos que participan quieren enfocar esta formación para trabajar como funcionarios en la administración pública.

Carazo explicó que los participantes tienen la ventaja de que los técnicos les hagan un itinerario integrado de inserción, cuyo objetivo fundamental es que, además de recibir una formación profesional de calidad que responda a las necesidades del mercado de trabajo actual, los participantes cuenten con los mecanismos de información, orientación e intermediación laboral que les permitan acceder a un puesto de trabajo en un futuro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios