Remiendos Genil, soluciones entre agujas y dedales

En el Jardín de la Reina se encuentra una pequeña tienda llamada Remiendos Genil. En ella trabajan Mari Carmen Ramón y Mari Carmen Osuna, siempre entre agujas y dedales. "Cosemos para la gente de la calle, colegios (a los que les hacemos los baberos), tambien para un grupo de teatro de la Universidad de Granada y algunas empresas", comenta.

La tienda lleva siete años funcionando, al principio se llamaba Remiendo pero después, cuando se mudaron de local decidieron modificar el nombre y añadirle la localización del negocio. Así pasó a llamarse Remiendos Genil.

¿Pero como se creó esta tienda tan peculiar?. "La idea del negocio se nos ocurrió tras unos cursillos que se hicieron en la asociación de adultos Cartuja. Nos ayudaron mucho con este proyecto y, de hecho, son los encargados actualmente de nuestra coordinación, pero también nos ayuda la Iglesia San Francisco" explican.

En esta tienda sólo trabajan mujeres y lo hacen con mucho humor y alegría. "Somos muy pocas las que trabajamos aquí pero estamos a gusto y lo principal de todo es que conocemos a mucha gente y eso es lo más bonito de todo", comentan.

A lo largo de todos los años que llevan trabajando en la tienda han vivido muchas anécdotas. "Actualmente estamos cosiendo un asiento de moto que nos han traído" explican entre risas.

Pero no todo es coser, esta mujeres han conseguido ya varios reconocimientos, "tenemos dos premios, uno del Ayuntamiento de Granada y el otro del Patronato de la Mujer" cuentan orgullosas, mientras enseñan las fotos que salieron por aquel entonces en la prensa. Para esta tienda la crisis no se ha dejado notar. "La gente suele traer ropa de otros años para que le hagamos algún remate, para que se pueda aprovechar otro año más y eso nos favorece", explican.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios