Los Reyes Magos se preparan para el desfile

  • Los restauradores Luis Oruezábal y José Quiles y el mago Miguel Puga reciben las respectivas coronas de Gaspar, Melchor y Baltasar antes de la Cabalgata

Falta poco más de una semana para que las calles de Granada reciban la visita más esperada por los más pequeños y Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente ya han tomado posesión de sus reales cargos.

Ilusionados, casi más que lo estarán los niños que asistan a la Cabalgata del próximo 5 de enero, Luis Oruezábal, José Quiles y Miguel Puga recibieron ayer sus respectivas coronas de manos del alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado.

"Todos recordamos que cuando éramos pequeños el desfile nos parecía real y esta sensación siempre nos acompaña con ese pellizquito que se siente al abrir los regalos", explicó Miguel Puga, conocido como Magomigue, que encarnará al rey Melchor. Este granadino vivirá la novedad de tener sangre azul, ya que la magia hace tiempo que la conoce, acompañado por un séquito de 6 carrozas y un cortejo de 95 personas ambientados en la cultura árabe.

Detrás, otra media docena de carrozas y 95 súbditos - entre astrólogos, sacerdotisas y malabaristas de luz provenientes de Asiria- desfilarán junto a Gaspar, representado este año por Luis Oruezábal, el propietario del reconocido restaurante Chikito. "Agradezco poder disfrutar de este momento y poder hacer disfrutar a los más pequeños que este año parece que se han portado muy bien", bromeaba Oruezábal.

Para cerrar la cabalgata, Baltasar pondrá el broche de oro al espectáculo. José Quiles, dueño del restaurante Pepe Quiles, será el encargado de dar vida en esta edición al rey negro, el más querido por los menores y el que cuenta con el séquito más pomposo, con 127 componentes que representarán el mundo egipcio en las seis carrozas.

Sin embargo, la elección de estas tres personalidades para tan altos cargos no ha sido casual. "Magomigue lleva toda la vida pregonando la ciudad por el mundo entero y trabajó duro para traer el festival internacional de magia a Granada; Luis se volcó con la candidatura de la Alhambra como séptima maravilla, a pesar de ser granadino de adopción; y Pepe representa a esa restauración donde la relación calidad precio mejora el nombre de la ciudad", argumentó Torres Hurtado.

Su dedicación a Granada les permitirá gozar con las miradas jubilosas de los niños y las sonrisas agradecidas de los padres mientras reparten 18.000 kilogramos de caramelos por las calles más céntricas de la ciudad en el mayor espectáculo en cuanto a número de espectadores, según afirmó el concejal de Cultura, Juan García Montero.

Para embellecer aún más la cabalgata -y recompensar el apoyo ciudadano-, el desfile cuenta este año con una nueva carroza dedicada a la estrella guía de los Reyes Magos, custodiada por 30 caballos de pura raza española, un elefante y tres camellos, que despertarán la curiosidad de los menores.

Todos ellos comenzarán su andadura a las 18.30 horas de la víspera del día de Reyes y desde el centro cultural de Gran Capitán recorrerán las más importantes vías granadinas, entre una marabunta de niños y la lluvia de caramelos y de confeti, gracias -estos últimos- a los más de 300 efectos pirotécnicos de aire comprimido que serán lanzados durante el itinerario.

En la Plaza del Carmen serán recibidos por el duende Fermín que los acompañará hasta el balcón de la casa consistorial donde dirigirán unas palabras a los niños allí presentes. Para finalizar, un espectáculo de luz y sonido, un castillo de fuegos artificiales y un concierto de la banda municipal pondrán fin a esta noche mágica a la que seguirá una fantástica mañana de regalos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios