El comité de Rober denuncia que los servicios de autobús se han reducido el 50% en verano

  • El Ayuntamiento lo niega · Según los sindicatos, en líneas de "poca demanda", los usuarios han esperado hasta 40 minutos

Comentarios 2

 Este verano la espera del autobús  en la ciudad ha sido más larga. En algunos casos, de hasta más de 40 minutos, lo que ha supuesto que para coger el bus los granadinos se hayan tenido que armar de paciencia. 

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, denunció ayer que el Consistorio ha reducido en un 50% los servicios del transporte público durante los meses de verano, lo que se traduce en la supresión de líneas, vehículos y en el aumento de la frecuencia entre un autobús y otro.

El alcalde en funciones, José Antonio Fuentes desmintió que esto fuera cierto. "Me gustaría preguntarle de esos datos que ha dado si ha contado él los autobuses o qué fuentes son las que el maneja porque, según datos de la Rober, no ha habido ningún tipo de descenso de las líneas excepto las que se producen en los meses de verano", afirmó el edil.

Las fuentes que maneja Puentedura han de ser próximas al comité de empresa de transporte Rober, ya que el portavoz del mismo, Juan Francisco Muñoz, confirmó ayer a Granada Hoy que "es verdad que el Ayuntamiento ha ordenando la bajada de kilómetros y hemos notado un recorte sustancial de los servicios que hay en la calle". "En agosto ha llegado casi al 50% en un día lectivo", aseguró Muñoz, confirmando así los datos anunciados por Puentedura.

La reducción de un 20% en el presupuesto destinado al transporte público, confirmada por el propio comité, ha supuesto que las frecuencias de algunos trayectos este verano hayan sido bastante grandes. Según Muñoz, ha habido frecuencias en líneas de mucha afluencia de 20 minutos y en líneas de "poca demanda" de hasta 45 minutos.

El comité de empresa de la compañía está a la espera de ver qué ocurre con la entrada del mes de septiembre. "A ver si el Ayuntamiento sigue con la orden a Rober de seguir recortando líneas, kilómetros y servicios a los ciudadanos de Granada", explicó Muñoz.

El portavoz del comité quiso dejar claro que se limitan a adaptar el servicio a las previsiones y a los presupuestos del Consistorio. "Esta reducción va dentro del plan de ajuste del Ayuntamiento, que ya tiene acordado y definido el tanto por ciento de kilómetros que había que reducir y poco margen de negociación tenemos nosotros", aseguró el representante.

Puentedura criticó que esta reducción de servicios responde al "tijeretazo que el gobierno municipal del PP está dando al transporte público en la ciudad", y quiso recordar que este año el presupuesto municipal destinado al transporte público se ha reducido en dos millones de euros, y que el plan de ajuste municipal prevé que a partir del 2013 la reducción sea de más de 200.000 kilómetros al año en el transporte público de la ciudad hasta el 2022.

Para la empresa de transportes esto provocará menos servicios, el aumento de frecuencias y la desaparición de líneas como la 20, que ha pasado a mejor vida este verano y no saben si seguirá en septiembre, pero "mucho nos tememos que seguirán en esa tónica de quitar líneas no rentables y dejar barrios sin servicios y frecuencias excesivas de los autobuses", lo que provocará que haya problemas en el transporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios