Salud evaluará los riesgos de 1.600 sanitarios de Granada y el Cinturón

  • La Unidad de Riesgos Laborales del Distrito Granada y Metropolitano realizará en 2008 una evaluación específica para ver las condiciones de trabajo en los centros de salud y consultorios

Hace un mes la Unidad de Riesgos Laborales del Distrito Granada y Metropolitano terminó de realizar la evaluación inicial de riesgos de tres categorías sanitarias (fisioterapeutas, médicos de urgencias y veterinarios), la parte granadina de un proyecto andaluz que busca detectar los riesgos generales de cada puesto de trabajo. Una vez terminadas las evaluaciones iniciales, se establecerán unos riesgos generales por profesión que servirán para, en una segunda fase, examinar específicamente a todos los profesionales de Atención Primaria y ver cómo trabajan y si están protegidos de los riesgos que entraña su trabajo o ponen medidas para prevenir accidentes.

De hecho, en 2008, la unidad de Riesgos Laborales realizará la evaluación específica de los aproximadamente 1.600 profesionales que trabajan en los centros de salud y consultorios de la capital y el Cinturón.

Según el técnico de la unidad, Juan Bautista González, la evaluación inicial supone "una forma genérica de detectar los riesgos de cada puesto. Luego, en 2008, comenzaremos la evaluación puesto a puesto ya que un mismo trabajo tiene distintos riesgos según el centro en el que trabaje. Esas evaluaciones específicas estudiarán a todos los profesionales con nombre y apellidos". Con este estudio en profundidad se podrán detectar las carencias y poner las medidas necesarias para prevenir riesgos laborales en cada caso.

Para la evaluación inicial, González ha estudiado con detalle los riesgos de los veterinarios, que se enfrentan, sobre todo, a riesgos biológicos; los fisioterapeutas, que tienen en las radiaciones y la manipulación de cargas y pesos su mayor peligro; y los médicos de los equipos móviles de urgencias, que son los que más riesgos tienen ya que se enfrentan a todas las situaciones en la primera atención al paciente y, además, se suman los riesgos del desplazamiento.

Además, según explicó el médico del trabajo de la unidad, Alfredo Díaz, el identificar los riesgos asociados a cada profesión sirve para que después, en los exámenes de salud que se realizan a los profesionales al contratarlos, "se vea si es apto o no para desempeñar su trabajo en función de su estado de salud y los riesgos a los que se tenga que enfrentar".

También favorecen la parte formativa ya que conociendo los riesgos de cada categoría se puede dar la formación que el trabajador necesita para desempeñar su trabajo con seguridad.

De hecho, entre los proyectos de trabajo de la unidad para el nuevo año está, además de la evaluación específica a los 1.600 profesionales de los distritos, la formación a los trabajadores, uno de los aspectos que quiere fomentar la unidad ya que "con la formación se evitan muchos accidentes".

Con todo, los profesionales están cada vez más sensibilizados y toman más precauciones a la hora de trabajar con materiales de riesgo. Así, en la actualidad la gran mayoría de los accidentes no se producen en el trabajo (a lo que ha ayudado la introducción, por ejemplo, de material de bioseguridad) sino in itinere, es decir, en el camino hacia el trabajo o, por ejemplo, en una salida urgente dentro del horario laboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios