Salud logra 4 sentencias condenatorias por delitos de agresión en Granada

  • En lo que va de año se registran en la provincia 48 agresiones a profesionales, la última el jueves en Almuñécar · El SAS consigue 18 condenas por amenazas, 2 órdenes de alejamiento y 11 indemnizaciones

El equipo jurídico del Servicio Andaluz de Salud ha conseguido, en lo que va de año, un total de cinco sentencias condenatorias, cuatro en Granada y una en Sevilla, en las que se califica como delito de atentado a funcionario público la agresión sufrida por profesionales sanitarios en el desempeño de su actividad. En total, ha conseguido en Andalucía 18 condenas por amenazas, dos órdenes de alejamiento y 11 indemnizaciones.

Unas condenas que suponen un hito ya que Andalucía es pionera en considerar delito estas agresiones. En 2007 la Junta solicitó al fiscal general del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que calificase como delito de atentado las agresiones a personal sanitario.

Con todo, las condenas quedan lejos aún del número real de agresiones. Según los datos de la Delegación Provincial de Salud, en lo que va de año se han producido en la provincia de Granada 48 agresiones a profesionales sanitarios. De ellas, siete han sido físicas y 41 verbales. En total, son tres más que en el mismo periodo de 2007, cuando se contabilizaron 17 de carácter físico y 28 verbales. Teniendo en cuenta estos datos, aunque han aumentado las agresiones, el mayor crecimiento ha sido de las verbales mientas que se han reducido mucho (de 17 a 7) las físicas, afortunadamente.

A estas agresiones recogidas en el registro de Salud hay que sumar la última registrada en la provincia, producida el jueves en el centro de salud de Almuñécar, donde un joven agredió a dos profesionales: una facultativa del dispositivo de apoyo y un MIR del centro de salud.

En cuanto a las condenas, las cuatro de Granada han sido por agresiones a siete profesionales y oscilan entre seis meses y un año de prisión a lo que se suma la inhabilitación de los condenados para el sufragio durante el tiempo de condena y multas de tres euros diarios por falta de lesiones y daños.

Además, se han dictado en Granada una sentencia que condena como falta de amenazas las agresiones verbales.

Respecto a la agresión de Almuñécar, según Salud se produjo a las 21:30 horas, cuando un joven, F.J.G.S., de 19 años y vecino de Almuñécar, llegó "en estado de agitación" acompañado de sus padres solicitando ayuda y, sin mediar palabra ni aviso previo, "comenzó a golpear a cuantas personas se hallaban a su alrededor, incluidos sus propios familiares".

Los profesionales sufrieron distintas contusiones que requirieron su traslado al hospital Santa Ana de Motril, donde recibieron el alta médica tras ser tratados de heridas en cara y cuero cabelludo. Ambos denunciaron los hechos a la Policía Nacional. Por su parte, el agresor, una vez reducido, fue trasladado también al hospital motrileño acompañado por personal sanitario y miembros de la Guardia Civil, que procedieron a su detención.

En solidaridad con los compañeros, el personal del centro se manifestó pidiendo más seguridad y condenando las agresiones a sanitarios. Por parte de Salud, se trasladó ayer el director asistencial del Área de Gestión Sanitaria, Maximiliano Ocete, junto a otros responsables sanitarios, para reunirse con los profesionales y manifestarle su solidaridad. También se ha puesto a disposición de los agredidos las medidas de apoyo psicológico y jurídico del Plan de Agresiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios