Santa Fe recibe un millón en ayudas para impulsar el comercioLa oposición cree que los presupuestos de Motril agravan la crisis

  • Junta y municipio destacan los esfuerzos por modernizar el sector en los últimos añosAnuncian su voto en contra en el pleno extraordinario que se celebrará el próximo lunes

El delegado de Fomento, Vivienda, Turismo y Comercio de la Junta en Granada, Manuel Morales, visitó ayer algunas de las actuaciones realizadas en urbanismo comercial en Santa Fe, materia en la que el Gobierno andaluz y el consistorio han invertido más de un millón de euros en los últimos cuatro años.

Acompañado del alcalde, Sergio Bueno, y de miembros de la Asociación de Comerciantes, entre ellos su gerente, Sandra Soto, el delegado comprobó la importancia de las obras y mejoras llevadas a cabo en materia de urbanismo comercial.

"Estas actuaciones son fundamentales para impulsar al pequeño y mediado comercio, fomentar el asociacionismo, contribuir a la modernización del sector, implantar una cultura de calidad en el comercio; en definitiva revitalizar los centros urbanos en donde se concentran el mayor número comercios", ha dicho.

Recordó a la Asociación de Comerciantes que la Dirección General de Comercio ha solicitado nuevamente la documentación para avanzar en la declaración de Centro Comercial Abierto de Santa Fe, "un objetivo compartido tanto por la Junta como por la asociación".

La línea de ayudas de Urbanismo Comercial de la Junta "tienen como fin impulsar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas y contribuir a la consolidación de un sector que genera riqueza y empleo, un sector que está contribuyendo sin duda alguna a la cohesión socio económica de esta provincia", según el delegado.

Los grupos municipales del PSOE e IU en el Ayuntamiento de Motril han adelantado que rechazarán los presupuestos que presentará el equipo de gobierno del PP en el pleno extraordinario del próximo lunes. Los socialistas argumentan que "cargan contra la economía de las familias motrileñas y contribuyen a destruir empleo" e Izquierda Unida hace hincapié en que significan recortes y pérdida de derechos laborales.

La portavoz socialista, Flor Almón, pidio ayer "valentía e imaginación para no subir los impuestos y solucionar el problema del paro". Recordó que su grupo ha pedido la supresión de cargos de confianza que cuestan 400.000 euros y emplazó al gobierno local a eliminar a los siete coordinadores de área y a los auxiliares y asignar esas funciones a personal del Ayuntamiento "si de verdad quiere ahorrar".

Añadió que un presupuesto cercano a los 50 millones debería servir para dar soluciones a problemas como el paro y la reactivación de la economía local. "Lo que no debe hacer es agravar la delicada situación económica de las familias con subidas de tasas e impuestos".

IU sostiene que este presupuesto, "que va a tener unos escasos tres meses de vigencia", es "fruto de la incapacidad del gobierno de plantear una estrategia que no suponga una huida hacia delante". Su portavoz, Felipe Villa, cree que las cuentas son "una auténtica tomadura de pelo" que llevarán a la ciudad a una situación económica "irreversible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios