Sebastián Pérez reprende a los críticos y activa el expediente disciplinario

  • El presidente del PP remite un dossier con las intervenciones públicas de Gabriel Díaz Berbel e Ignacio Fernández al Comité Regional de Disciplina · Asegura estar 'profundamente' dolido por las críticas

La Junta Directiva Provincial que el PP celebró ayer no era una junta cualquiera, a pesar de que el presidente del partido dijera lo contrario minutos antes de su comienzo. No lo era, precisamente, por el discurso final que el mismo Sebastián Pérez tenía preparado para clausurar el acto. Las tempestades que han amenazado al PP durante las últimas semanas han dejado mella entre los populares y en esta reunión era el momento de depurar responsabilidades. "En mi discurso final voy a despejar todas las sospechas y las siembras de dudas que se han creado durante estos últimos 15 días. Va a quedar muy claro, yo que soy el responsable, que todo lo que se ha hecho en el partido es correcto y defenderé a todo mi equipo", apuntó Sebastián. El presidente no dio nombres explícitamente, pero de forma velada no ocultó que todos sus mensajes iba dirigidos a "dos compañeros" -el ex-alcalde de Granada, Gabriel Díez Berbel y el alcalde de Otura, Ignacio Fernández-Sanz-.

Pérez no quiso profundizar sobre las medidas sancionadoras pero dejó muy claro que "todas las intervenciones públicas en radio, TV y prensa que han realizado estos dos compañeros están en manos del presidente regional de Disciplina y Conflictos para que determine si es necesario abrir un expediente". Pese a todo no ocultó que a nivel personal se siente 'profundamente dolido' por estas declaraciones, ya que considera que tanto él como su equipo han demostrado su trabajo y su sacrificio como para crear cualquier tipo de dudas. "Entiendo que situaciones como estas son las servidumbres de la política, miserables, pero hay que asumirlas y por eso tengo que preservar mi partido". Y lo hizo de puertas para adentro.

Pérez declinó mostrar algún tipo de reproche en público hacia sus compañeros e hizo hincapié en que no es beneficioso para el PP que este debate se mantenga en los medios. "Especialmente, porque el sentimiento del partido es muy distinto al que se ha generado con esta polémica. Estamos unidos y cohesionados y luchamos por vencer al PSOE".

Al margen de las palabras del presidente, se trató el informe económico de la campaña electoral y del ejercicio económico del 2008 y se atendió a los ruegos y preguntas de los presentes, entre los que no estaba el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, que se excusó por motivos personales.

La reunión, que se alargó hasta bien entrada la noche, transcurrió con "tranquilidad", según intentaban transmitir los asistentes, que trataban de sacar de puertas hacia fuera que se limaron todas las asperezas y que las diferentes intervenciones ayudaron a salir más fortalecidos. Pero en la Junta Directiva se habló con claridad. Uno de los que tomó la palabra fue Juan de Dios Martínez Soriano, ex presidente provincial que se ha visto salpicado por la polémica por las críticas que vertió hacia él Sebastián Pérez. Y con seriedad se expresó ante sus compañeros, sin duda para trasladar el malestar por estas declaraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios