Seguimiento masivo de la huelga de los examinadores de Tráfico

  • Las autoescuelas alertan del retraso que los paros van a provocar en las pruebas prácticas

  • Los alumnos ya sufrían esperas de más de 15 días

Las autoescuelas, preocupadas por las pérdidas que provocará la huelga en 'temporada alta' de exámenes. Las autoescuelas, preocupadas por las pérdidas que provocará la huelga en 'temporada alta' de exámenes.

Las autoescuelas, preocupadas por las pérdidas que provocará la huelga en 'temporada alta' de exámenes. / g. h.

La huelga de examinadores de autoescuela empieza a tener sus primeras consecuencias. Según informó ayer CSIF el 70% de los funcionarios de Granada secundaron ayer la jornada de paro. De una plantilla de 23 -que cuenta con tres personas de baja- la siguieron un total de 12 funcionarios mientras que 5 que optaron por desempeñar su labor. Una situación que provocó que cerca de 200 alumnos no pudieran realizar la prueba, hecho que previsiblemente se repetirá hoy y mañana como consecuencia de los paros que están llevando a cabo para lograr, entre otras cosas, una aumento salarial.

La situación, según explica el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, José Blas Valero, es "desesperante". Ayer numerosos alumnos se acercaron hasta el lugar donde arrancan las pruebas sin éxito. No había examinadores suficientes que les pudiera hacer la prueba a pesar de la urgencia que tengan para sacarse el carnet de conducir. "Hay personas que, por motivos de trabajo, necesitan aprobar esta prueba", explica Valero que detalla que entre los afectados hay tanto personas que esperan para sacarse el permiso A de coche pero también de camión o motocicleta para buscar trabajo. "En la Jefatura de Tráfico no pueden resolver nada porque la huelga es un derecho del trabajador", añade Valero, quien apoya las reivindicaciones del sector pero insiste en los estragos que va a causar a alumnos y autoescuelas.

Con motivo de la huelga, los exámenes cancelados tendrán que trasladarse a las jornadas del jueves y el viernes. Esto provocará que se genere una cola que retrasará los exámenes pero también la caída del número de clases prácticas impartidas en los centros formativos y, consecuentemente, de los ingresos. "Volvemos a estar en una situación de precariedad y locura absoluta. No podemos organizarnos para hacer la programación a pesar de que se trata de la época más fuerte de las autoescuelas de Granada", explica Valero que remarca que el negocio es mayor en los meses de junio, julio y agosto. "Si teníamos un problema de retraso que oscilaba entre 15 y 20 días... ahora será peor".

Según informó CSIF, las reivindicaciones vienen derivadas del incumplimiento por parte de la DGT de los compromisos a los que se llegó en octubre de 2015. En concreto: No se han plasmado los compromisos de mejoras retributivas; no se ha apostado por evitar el resultado del examen en el momento para proteger a los examinadores. Además, la DGT se comprometía a adoptar medidas organizativas para que progresivamente disminuyeran el número de examinadores que realizan 13 pruebas sí como a aumentar el número para disminuir la presión de los funcionarios. "La realidad es que ni hay entrega de exámenes en lugar seguro, ni se han mejorado los contenidos retributivos y además existe una asfixiante falta de examinadores que pone en serio riesgo la viabilidad y continuidad de los Servicios Públicos de Exámenes de la DGT", detalló ayer Francisco Amaya, responsable del Sector de Administración General del Estado de CSIF Granada.

En el resto de España el seguimiento de la huelga ha sido desigual. Según informó Europa Press la Dirección General de Tráfico (DGT) cifró ayer en un 74% el seguimiento de la jornada de huelga convocada por la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) con el apoyo del sindicato CSIF, que elevan a un 90% el paro secundado. Para analizar la situación, la DGT reunirá hoy a la Mesa Delegada de Tráfico, integrada por la administración y sindicatos con representación, donde explicará que trabaja con la Secretaría de Estado de Función Pública para abrir la vía a que otros funcionarios de otras administraciones (incluidos militares) puedan acceder a la plantilla de examinadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios