La Sierra no se plantea ganar espacio, pero sí batir el récord de esquiadores

  • Renuncia a ampliar la superficie, de cien kilómetros, aunque ve factible superar los 1.117.000 visitantes que acudieron en 2004

Comentarios 1

Los cien kilómetros de superficie esquiable son el tope y Cetursa, la empresa que gestiona la estación invernal de Sierra Nevada, no se plantea ampliarlo. Superar ese límite plantea demasiados inconvenientes, el principal de ellos que forzosamente tendría que invadirse el Parque Nacional, una zona que goza de tal grado de protección que, para actuar en el territorio, haría falta una autorización expresa -y bien justificada- del Ministerio de Medio Ambiente y la aprobación posterior del Congreso de Diputados.

Así lo confirmaron ayer fuentes de Cetursa, que admitieron que el récord histórico del pasado fin de semana -en el que se llegó a la redonda cifra de un centenar de kilómetros esquiables, distribuidos en 103 pistas- es, por ahora, el techo de sus ambiciones.

"Es posible que sí tratemos, en esta temporada o en otras venideras, si la meteorología acompaña, de poner a disposición de los esquiadores más remontes", apuntó la fuente, que especificó que ahora hay en funcionamiento 21 pero que es posible, por ejemplo, volver a usar el telesilla Genil, ahora cerrado.

Explicó también que llegar a los cien kilómetros ha sido el resultado de mucho esfuerzo pero también, sobre todo, de una acumulación de nieve histórica. "La estación es una pura pista, en realidad. Se han podido recuperar tramos que llevaban una década sin abrir y todo marcha a pedir de boca, pero romper los límites y entrar en el Parque Nacional conlleva una tramitación muy larga y complicada que no nos planteamos hacer", insistió.

Lo que sí está al alcance de la mano es batir el récord de esquiadores de los últimos años, situado en los 1.117.165 de la temporada 2003-04. Por el momento, y tras contabilizarse los 36.000 del pasado fin de semana, se ha alcanzado una cifra que permite ser optimistas: 644.000.

Por mal que se dé la cosa en lo que resta de campaña, parece claro que se va a pulverizar la cifra del año pasado, que en realidad fue bastante pobre porque la climatología no acompañó. La temporada se cerró con 744.029 usuarios de las pistas. Faltan, por lo tanto, unos cien mil para superar ese registro, y nueve fines de semana para hacerlo, por no contar con una Semana Santa que previsiblemente atraerá a muchos aficionados al deporte blanco.

El gerente de Cetursa, Mariano Gutiérrez Terrón, aseguró a este periódico en una entrevista que él tenía la convicción de que se superaría el millón de visitantes. Es factible, y bastante más lo es que los números sean mejores a los de los últimos cuatro años, en los que, como media, se llegó a los 900.000. Con mucha menos nieve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios