Sindicatos critican que el PSOE pida que los puestos de confianza sean del partido

  • UGT y CSIF consideran que la profesionalidad del personal es lo más relevante

La exigencia de la dirección provincial del PSOE de que los cargos de libre designación que dependan del Gobierno autonómico y central en Granada sean otorgados a militantes o simpatizantes del partido ha sido calificada como "perjudicial" y "alarmante" por los sindicados UGT y CSI-CSIF.

"Los funcionarios públicos están orientados a prestar un servicio a la comunidad y deberían nombrarse en virtud de los principios de igualdad, mérito y capacidad profesional", según explicó un asesor jurídico del CSI-CSIF, Javier Martínez.

En el mismo sentido se pronunció la Federación de Servicios Públicos de UGT. "El puesto debe concederse al profesional que se ajuste más al perfil", alegó una portavoz de la federación, quien manifestó no entender cómo hay cargos políticos ocupados por personas ajenas al partido, pero ahora la dirección provincial exige que los colaboradores de máxima confianza sí sean miembros del PSOE.

Con esta petición, el PSOE granadino "contamina el Estatuto del Empleado Público", según acusó Javier Martínez, quien mostró su extrañeza ante la insistencia de la dirección provincial en introducir a personas internas al PSOE pues es una práctica que ya existía. De hecho, según Martínez, el CSI-CSIF ha denunciado estos hechos en varias ocasiones y anunció que "el sindicato seguirá trabajando en la misma línea".

Por su parte, UGT insiste en que esta medida puede resultar contraproducente para el PSOE pues "quienes ocupen los cargos de libre designación deberán coordinar un equipo de funcionarios y éstos pueden perder la confianza en el superior al comprobar que saben más que él". CSI-CSIF también alerta de que pueden incrementarse el número de afiliaciones entre los trabajadores para poder acceder a un puesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios