Sólo uno de cada cinco estudiantes acudió a ejercer su derecho al voto

  • Con todo, la participación del 20 por ciento entre el alumnado es de las más altas en elecciones universitarias

No parece fácil movilizar a 12.122 estudiantes para que acudan a las urnas a votar por un candidato a rector, al menos a la vista de los resultados de participación estudiantil en los procesos electorales universitarios. Sin embargo, ayer en Granada se consiguió una de las participaciones del alumnado más altas en comicios de este tipo. El 20 por ciento de los 58.193 estudiantes de la Universidad de Granada fueron a votar. Puede parecer poco, pero significa un paso adelante en este campo.

De hecho, hace cuatro años, en 2003, cuando se reeligió a David Aguilar ya por sufragio universal, la participación fue del 12,44 por ciento de los censados en el sector de estudiantes. Esta baja participación del que es de lejos el colectivo más numeroso en la Universidad supuso unas cifras totales de participación bastante bajas: sólo votó el 16,6 por ciento del censo. En la votación de ayer, el ascenso en la participación del alumnado y unas altísimas afluencias por parte tanto del profesorado (72 por ciento) como del personal de administración y servicios (77 por ciento) han dado como resultado un 26 por ciento en la participación total.

Este incremento de la movilización estudiantil ha venido en parte determinado por una intensísima campaña electoral que nunca antes había conocido la Universidad de Granada, ya que era la primera vez que se daba una situación en la que había cuatro candidatos que aspiraban a ocupar el Rectorado y la decisión se tomaba con el voto de toda la comunidad universitaria.

Es la segunda vez consecutiva (la tercera sería, si se contase la votación de 1981) que el rector de la UGR se elige por sufragio universal y que, por tanto, se le da la oportunidad de participar a los alumnos, a los que, por el voto ponderado, tienen un 25% de peso específico en el resultado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios