Sólo unas pintadas anónimas piden abiertamente el no en el municipio costero

  • Ningún partido ha pedido directamente que se vote en contra del PGOU de 2005

Dado que ningún grupo político se posicionó a favor de la negativa al Plan durante la campaña electoral, mientras que los mayoritarios sí lo hicieron por el sí, a falta de sondeos previos todo parece indicar que esta última opción será la ganadora en el referéndum. Sólo algunas voces anónimas se pronunciaron por el no, a través de pintadas en las paredes de la ciudad. En este marco, el dato más relevante al final del escrutinio sería, más que el porcentaje de votos obtenidos por cada opción, el índice de participación.

Ahí estará centrado el éxito o el fracaso de la consulta popular, pues incluso la oposición se ha atrevido a pedir la abstención. En el caso de IU en forma directa, y en el del PSOE de manera más soslayada. Por el contrario, el PP se sumó a Convergencia Andaluza solicitando el sí, pese a no compartir lo que consideran un gasto "excesivo" en la campaña electoral.

El resultado del referéndum de hoy no es vinculante, según marca la misma normativa que contempla su celebración. Pero el gobierno municipal se ha propuesto que lo sea, hasta el punto de comprometerse a retirar el Plan y redactarlo nuevamente en caso de que gane el no. De hecho, el anuncio ya fue realizado a finales de 2005, cuando Juan Carlos Benavides anunció la convocatoria del referéndum. Esta afirmación muestra la confianza del alcalde en que el electorado dará su apoyo al documento. Eso sí, ha movilizado a sus simpatizantes y hasta conseguir cerrar la campaña con un multitudinario mitin en la Casa de la Cultura, donde él y los asistentes pidieron al unísono el sí.

Aunque el alcalde no lo ha reconocido, la oposición política lo ha vinculado a un nuevo movimiento surgido en pleno proceso preelectoral que aglutina a empresarios y trabajadores que solicitan el desbloqueo de diversos proyectos urbanísticos con licencia municipal que se encuentran paralizados por los tribunales a instancias de la Junta de Andalucía. Cuanto menos, los discursos de ambos son similares, pues presentan al presidente autonómico, Manuel Chaves, como el principal responsable de la situación. Benavides va más allá, y lo acusa de atentar contra el desarrollo del municipio, por lo que su intención es que "recapacite" y acepte la voluntad que expresen los ciudadanos en la consulta popular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios