apiedecalle

Stop Desahucios, un mediador del lado de los más débiles

  • Ante una orden de desalojo, cientos de personas se reúnen a las puertas de la casa para evitarlo

  • Son capaces de negociar con los bancos para buscar la mejor solución al problema

Cuando terminen los desahucios, la plataforma dejará de existir. Cuando terminen los desahucios, la plataforma dejará de existir.

Cuando terminen los desahucios, la plataforma dejará de existir. / G. H.

Si se echa la vista atrás hasta llegar a 2008, a todos los españoles se les viene a la mente una palabra que describe aquel fatídico año: la crisis. Comenzó con una oleada de despidos, especialmente en el sector de la construcción. Esto tuvo como consecuencia que millones de familias no pudieran hacer frente a la hipoteca de su vivienda. Los medios de comunicación se inundaron de imágenes de aquellos desahucios. Como medida para evitar estos desenlaces y buscar otras vías, nació la plataforma Stop Desahucios 15-M, que ayuda a las personas que nunca pensaron en dejar de pagar su hipoteca. Los desahucios parecen haber disminuido en los últimos años, sin embargo, la plataforma asegura que desde mayo se está detectado un incremento de los casos del 9%, y temen que la cifra aumente en el mes de septiembre.

Santiago Martín, es miembro de la plataforma. Dice que dentro de esta organización no existen cargos "superiores", sino que todos tienen el mismo puesto. Santiago perdió su trabajo y no pudo hacer frente a su hipoteca. Sin embargo, fue el primer caso de la provincia, en el que durante la resolución judicial, el juez dictó que la clausula que tenía Santiago era "abusiva", y agregó que el banco "realizó prácticas de mala fe", cuenta el que fue su abogado de oficio y colaborador de Stop Desahucios, Salvador Soler. La situación por las que pasan las personas que han perdido o están al borde de perder su vivienda, llevan a la desesperación y la humillación. "Sientes que has perdido la dignidad y la sociedad te recrimina haber vivido por encima de tus posibilidades sin conocerte", lamenta Santiago. Ser deudor te convierte en un "muerto en vida, que no puede acceder ni a pensión por jubilación porque te la quitan", explica el abogado. Según Santiago, estas circunstancias en las que ves que "no puedes avanzar, hace que muchos deudores acaben desesperados sin ver salida". En este caldo de cultivo es donde afloran las ideas suicidas. Unas declaraciones que corroboran un estudio que realizó la Escuela de Salud y la Universidad de Psicología de Granada, que afirman que los desahucios matan siete veces más que el tabaco.

Para evitar que se llegue a estas circunstancias, la plataforma trata de buscar vías que resulten más razonables y no supongan la pérdida de la vivienda. La primera opción denominada "segundas oportunidades", en la que el banco te reduce la cuantía a pagar porque el plazo se alarga. Otra opciones son alquilar tu propia vivienda a la entidad, y después puedes adquirirla. Si no hay ninguna solución, se habla de dación en pago: el banco te retira la vivienda pero dejas de ser deudor. "Hay casos en las que familias entregaron su casa, y siguen pagando deuda, esto es lamentable", cuenta Salvador.

Cuando alguien se encuentra en aviso por desahucio, Santiago afirma que "acuden a las asambleas semanales que realizan y cuentan su caso". La plataforma lleva a cabo diversas medidas para ayudarles. En primer lugar, tratan de hablar con los directores o los encargados de la entidad. Si les evitan, pasan a una acción más directa, en la que empapelan las puertas de los bancos y se instalan en las puertas de la oficina para recaudar firmas, aseguran que en una mañana pueden llegar a las 5.000 firmas. Tras todos estos pasos, si continúa la orden, cientos de miembros de la plataforma se reúnen en la casa para evitar el desahucio. Hasta el momento han conseguido evitar todos los desahucios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios