Subdelegación y Ayuntamiento pactan medidas que eviten otro caos en la A-44

  • El atasco del pasado martes se debió a "una falta de entendimiento" · La Guardia Civil cortará la circunvalación en momentos puntuales durante 15 minutos en coordinación con la Policía Local

Las retenciones de unos 13 kilómetros el pasado martes en la circunvalación (A-44) por el corte de la salida hacia la rotonda de Neptuno -y el consiguiente enfado de los comerciantes de la zona- se debió, según explicó ayer el concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Moral (PP), como "una falta de coordinación y de entendimiento" aunque fue fruto de la "buena voluntad" entre administraciones. La situación que se generó el lunes en la rotonda de Recogidas hizo que el Ayuntamiento de la capital pidiese a la Subdelegación que realizase "cortes selectivos" en la circunvalación. Sin embargo, la Guardia Civil efectuó un "corte total" durante varias horas.

Para evitar esta situación, responsables municipales y de Subdelegación del Gobierno mantuvieron ayer por la mañana un encuentro en la sede del Gobierno central para acordar cómo afrontar problemas de esta naturaleza durante un momento tan peliagudo como la Semana Santa. La rotonda es competencia del Ayuntamiento y la circunvalación lo es de la Agrupación Provincial de Tráfico de la Guardia Civil. Por tanto, explicó Moral, se decidió que lo mejor es que ambos cuerpos estuvieran en permanente contacto y que obrasen según las circunstancias.

"No habrá cortes totales", zanjó el concejal. Lo que no quita que, en momentos puntuales se tengan que efectuar cortes parciales por situaciones de aglomeración y "de extrema necesidad". Para ello, ayer se acordó que a partir de ese momento, cuatro patrullas de la Guardia Civil de Tráfico circulasen por la A-44. En el caso de que se detecten esas situaciones excepcionales, los agentes procederán a cortar el tráfico "durante unos quince minutos" ya que, según defendió el concejal del Ayuntamiento de Granada, se había acordado que, en caso de embotellamiento, ese tiempo era suficiente para el tráfico se aclarase. Mientras tanto, los agentes de la Policía Local se ocuparán de detectar esas necesidades en cuanto a flujo de circulación y ordenar el tráfico una vez llegue a la ciudad, terreno de su competencia.

Para facilitar la coordinación, se van a poner en contacto las dos salas de control de tráfico, tanto la de la institución armada como del cuerpo municipal de seguridad. En cada una de esas salas habrá una persona que hará las veces de enlace, manteniendo el contacto directo. "Se llamarán uno a otro para garantizar la fluidez del tráfico en cada momento", aseguró Moral. De esas llamadas se decidirá si se corta la vía o no aunque con toda probabilidad "se tenga que cortar, pero no como el martes", puntualizó .

Una vez los vehículos bajen de la circunvalación, explicó Moral, tienen la posibilidad de aparcar en uno de los cuatro aparcamientos ubicados en las proximidades de la rotonda del Neptuno, en virtud de que el centro de la ciudad está cortado por motivo de las procesiones de Semana Santa. Carteles luminosos informarán de ese último hecho a los conductores que no lo sepan.

Por otro lado, los conductores de transporte público tuvieron por momentos vedado el acceso a la ciudad. Usuarios del servicio metropolitano de transportes criticaron que Rober sí podía entrar en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios