La Subdelegación fijará su ayuda al control del botellón en la junta de seguridad

  • El subdelegado asegura que no sacará conclusiones de un asunto que no le concierne

La Subdelegación del Gobierno en Granada concretará su "auxilio" al Ayuntamiento de la capital en el control del botellón anunciado con motivo del Día de la Cruz en una próxima Junta Local de Seguridad, cuya fecha todavía no ha sido fijada.

Así lo anunció ayer a los periodistas el propio subdelegado, Antonio Cruz, durante la presentación del nuevo uniforme de los Guardia Civiles de Tráfico.

Cruz confirmó que la Subdelegación ya ha recibido una petición del Consistorio para que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado auxilien al municipio en el control de esta convocatoria, si bien precisó que esta ayuda se acordará en un próximo encuentro con el alcalde, José Torres Hurtado (PP).

El subdelegado dijo que, "siempre que no se menoscaben los derechos fundamentales de los ciudadanos", su obligación como responsables de la seguridad pública es hacer todo lo posible para que los ciudadanos, tanto de Granada como los que venga a ella, disfruten de sus derechos ese día.

Cruz eludió pronunciarse sobre la pertinencia, o no, de prohibir el botellón anunciado, al señalar que no es partidario de sacar conclusiones de aquello que no le concierne, puesto que se trata, añadió, "de una decisión del alcalde de Granada dentro de sus competencias".

"El Ayuntamiento de Granada estableció un lugar donde se puede beber en la vía publica y también es potestad suya suspender esa autorización cuando lo crea conveniente", dijo.

Porque, la ordenanza reguladora de determinadas actividades de ocio permite al Ayuntamiento prohibir el consumo de alcohol en el espacio que había habilitado previamente para ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios