Tarjetas con once viajes, la propuesta de Movilidad para implantar el bonobús social

  • IU pide replantear la medida para avanzar hacia un modelo gratuito real para personas sin recursos combinada con un control estricto

La tarjeta social estaría limitada a 11 viajes por usuario. La tarjeta social estaría limitada a 11 viajes por usuario.

La tarjeta social estaría limitada a 11 viajes por usuario. / g. h.

Cuando una persona está en situación de desempleo, acciones tan cotidianas como coger un autobús suponen un coste difícil de afrontar. Ante esta situación, el portavoz del grupo municipal de IU, Francisco Puentedura, presentó en 2015 una moción al pleno para la creación de una tarjeta gratuita de bonobús para parados en la ciudad. Cuando el equipo de Gobierno socialista tomó las riendas de la ciudad, decidió reactivar esta propuesta que, sin embargo, se ha ido retrasando en el tiempo. No obstante, en la última Comisión de Movilidad, la concejal Raquel Ruz avanzó algunos detalles.

La propuesta que se baraja es repartir 5.000 bonobús con 11 viajes entre las personas que más lo necesiten. Para ello se trabajaría en coordinación con el área de Derechos Sociales. El problema es que, según indicó ayer Puentedura, esta medida es más efectista que efectiva pues lo que necesitan los parados, a su juicio, es una tarjeta como la que disponen los pensionistas que puedan utilizar hasta que cambie su situación laboral. "Desde que presentamos esta moción tanto el PP como el PSOE han estado retrasando su puesta en marcha", comentó el edil quien recordó que la fórmula que él propone ya está en marcha en ciudades como Sevilla, Madrid o Barcelona.

"Lo importante es que estas personas que estén en situación de desempleo puedan acceder al transporte público para tener su derecho a la movilidad y no se le impida la búsqueda activa de empleo o la supervivencia ante situaciones de vulnerabilidad".

Según su cálculos, la propuesta del equipo de Gobierno sólo ayudará al 25% de los usuarios, pues en Granada más de 20.000 personas están en situación de desempleo. "En realidad esta medida no reconoce la prestación del servicio público", añadió Puentedura quien cree que no se puede jugar con estas medidas que más bien parecen de corte electoral.

Por otra parte, Puentedura explicó que la implantación de este bonobús para parados, al estilo de la tarjeta que tienen los pensionistas, "no va a suponer un sobrecoste para las arcas municipales toda vez que el Ayuntamiento paga a Rober en función del número de kilómetros recorridos y no del número de viajeros. Lo que si es clave es que, cuantos más billetes paguen los usuarios... más ingresos dispondrá el Ayuntamiento para pagar su deuda con Rober.

El portavoz de IU, que recordó que la propuesta nació de la Asamblea de Parados, incidió en la importancia de ejercer un estricto control para evitar fraudes en caso de que la persona encuentre trabajo. En otras ciudades como Sevilla existe una gran variedad de títulos. En concreto para los desempleados, Tussam ofrece una tarjeta nominativa especial para desempleados empadronados en Sevilla y con validez para su titular durante 180 días a partir de su expedición, sin límite de viajes. Está dirigida a a personas desempleadas que carezcan de recursos económicos y estén buscando activamente empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios