Terrazas de cinco estrellas

  • Una decena de hoteles y locales se suman a la oferta de 'miradores' granadinos. Son la última moda del verano en las grandes capitales andaluzas.

Tras el bache de la crisis económica, el mundo de la hostelería ha tenido que reinventarse. Descuentos, packs de oferta, niños gratis, nuevos modelos de negocio. Entre el último grupo se encuentran las terrazas de verano de la capital. Para divisarlas no vale con mantener la vista anclada al suelo. Hay que levantar la cabeza y mirar a los edificios más altos de la ciudad.

Las azoteas de muchos hoteles se han convertido en enclave principal de la vida nocturna de muchas ciudades. En Andalucía proliferan en provincias como Málaga o Sevilla. Y el verano de Granada no podía ser menos.

Bien sea por el calor o por la innovación que suponen, este tipo de establecimientos están llevándose la palma en la noche nazarí. Abren al mediodía para degustar algunas tapas. Por la noche para unas cervezas o unas copas con los amigos. O simplemente para tener una vista privilegiada de la Alhambra o de la Catedral.

Ya no es necesario subir hasta San Nicolás para apreciar los monumentos de la ciudad. Extranjeros y nacionales se dan cita en los cielos granadinos cuando la tarde empieza a caer. Las terrazas han llegado para quedarse. Estas son algunas de las principales que se pueden disfrutar en Granada:

La del LemonRock Hostel ofrece un oasis para los jóvenes. Entre música surf y un estilo hawaiano, este establecimiento, situado en la calle Montalbán, es perfecto para extranjeros veinteañeros que buscan pasar un rato distendido entre quienes están de paso. Cierra a medianoche y, con cócteles, cervezas y copas, esta terraza supone una alternativa económica para comenzar la noche.

La sexta planta del Hotel Universal es otra novedosa opción para quien pase por Granada estos días. En aras de preservar el descanso de los clientes del hotel también cierra a medianoche. La carencia de buenas vistas la suple el hotel con su localización: podemos subirnos a su azotea en la calle Recogidas, en pleno centro.

En este establecimiento lo que triunfan son los cócteles a cinco euros, en especial el de piña colada. Aunque no cuenta con mucha afluencia de extranjeros, suele llenarse con clientes ajenos a los que pernoctan en las plantas inferiores.

Calle Gran Capitán, frente por frente al Monasterio de Los Jerónimos. La terraza Chill Out del hotel homónimo supone un enclave espectacular, con vistas privilegiadas y climatización para las noches más calurosas de la capital granadina. La terraza abre desde la 15:00 horas hasta las tres de la madrugada, ampliando así los servicios respecto a las dos anteriores. Pueden hacer uso de la parte más alta del hotel tanto los clientes del mismo como cualquier visitante que esté de paso, siendo perfecta para tomar café o ir directamente por la noche a disfrutar del Monasterio iluminado.

El hotel Eurostar, en la Gran Vía, cuenta con una terraza que abre de 17:00 horas hasta las 23:00, los jueves y los domingos, y amplía su horario hasta la 1:00 de la madrugada los viernes y los sábados. Además de ofrecer café y cócteles en una de las principales avenidas de la ciudad, da la posibilidad de organizar eventos.

El hotel Carmen, en la Acera del Darro, es ideal para cenar mirando a una Alhambra iluminada o a los picos de Sierra Nevada. Durante el día se puede degustar una carta variada de platos típicos, sándwiches o tapas, mientras que de noche son los cócteles otra vez lo que más suelen pedir los clientes. No es necesario estar registrado en el hotel para acceder a la terraza.

La temporada de terrazas de verano no estaría completa sin la parte superior del Palace. Uno de sus principales atractivos es su variedad de combinados, muchos propios. Situada en la Ciudadela de la Alhambra, Granada queda a nuestros pies desde esta emblemática localización. Se puede observar toda la Vega desde sus alturas acompañándose de un té exclusivo o picando algo de su carta.

También desde la quinta planta del Andalucía Center se tiene una visión perfecta de 360 grados. Entre decenas de luces se observa los principales puntos turísticos de la ciudad. Solarium por la mañana, pasa a ser de libre acceso tras el cierre de la piscina. A partir de las 20:30 horas cualquiera puede disfrutar de su restaurante con un toque de barbacoa en directo.

El Palacio de Congresos también cuenta con una espléndida terraza tras su última reforma. Diseñada con forma de anfiteatro, la terraza llama a voces a la celebración de eventos en forma de cóctel. Cuenta también con un pequeño escenario para llevar a cabo espectáculos al aire libre.

El Huerto del Loro es de esos lugares poco conocidos hasta para los oriundos. Detrás del bosque de la Alhambra, en la Cuesta de la Churra, el cliente puede deleitarse con la vista del casco viejo de la ciudad. Con un horario entre las 20:00 y las 2:00, es el mejor espacio para acabar una larga caminata por el palacio nazarí.

Principalmente diseñada para la realización de eventos, la terraza más colorida de la ciudad está en la Plaza Fortuny, en lo alto del hotel Portago Urban.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios