Torrenueva, una playa de calidad

  • El anejo motrileño, uno de los más turísticos de la Costa, renueva otro año su bandera Q de calidad · El balizamiento de la playa está preparado desde principios de mayo

La fisonomía de Torrenueva, enclavada en la propia playa, está formada por una vegetación de palmeras cercana al mar, arena fina que facilita el paseo descalzo por la orilla y la seguridad proporcionada por dos espigones, además, dispone de todo el equipamiento necesario para los bañistas. Este anejo motrileño ha sabido recuperar parte de su encanto de antaño y convertirse en una de las playas más populares de la Costa Tropical.

Año tras año, es una apuesta segura en los galardones de calidad que consigue el litoral granadino. Así, a partir de esta semana volverá a ondear la bandera Q de calidad, después de que el equipo de Gobierno viaje a Madrid este martes para recoger el galardón. Es un elemento más que ha hecho que experimente un cambio espectacular en los últimos años, al pasar de ser una de las franjas costeras que menos servicios presentaba a ser la primera cada año en tener su litoral preparado para sus numerosos visitantes, procedentes de varios puntos de la geografía, fundamentalmente española.

Esta pequeña aldea de pescadores vivió en primera persona el boom turístico de los años 70 y de edificación a escasos metros de la orilla, lo que provocó numerosos problemas a posteriori, como quedarse sin playa o poner en peligro el paseo o las propias construcciones por el empeño del mar de recuperar el espacio que le fue arrebatado. Sin embargo, en algo más de una década la playa ha evolucionado positivamente, en buena parte gracias a los espigones que han contenido la bravura del agua y que han permitido que el anejo motrileño dispusiese de bastantes metros de playa, tal y como demandaban los muchos veraneantes que cada año repiten en este destino, un buen número de ellos propietarios de apartamentos que llenan de vida la población en verano.

El presidente de la ELA torreña, Manuel Carrascosa, subrayó el buen aspecto de la costa en su pueblo, que ya este fin de semana estaba repleta de turistas. "La playa está de dulce y año a año nos esforzamos por dar la mejor imagen posible a nuestros visitantes", afirmó.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo premia cada año esa labor con la bandera que otorga el distintivo Q de calidad y que ya la próxima semana ondeará en el mástil de la orilla torreña. Así lo adelantó el concejal de la Entidad Local Autónoma de Torrenueva, Plácido Lara, quien anunció que mañana, bajo la presidencia del ministro de este departamento, José Manuel Soria, que estará acompañado por la secretaria de Estado de Turismo, Isabel Borrego, y el presidente del Instituto para la Calidad Turística de España, Miguel Mirones, recogerá este estandarte.

También una vez más la entidad local tomó la delantera al resto de municipios del litoral granadino y dejó listo el balizamiento de su playa la primera semana de mayo. La separación con boyas de esta franja costera de unos dos kilómetros permite garantizar la seguridad de los bañistas, al evitar que las embarcaciones y otros medios de recreo puedan invadir esta zona de playa.

El concejal de Turismo de la ELA, Plácido Lara, explicó que compraron las boyas con los accesorios más básicos, "no necesitamos depender de otras administraciones para instalarlas", aunque reconoció que la delegación de Turismo les ayuda cada año con una partida, que está aún por determinar. El edil, por tanto, no comparte la queja que manifestó la corporación de Motril sobre la falta de ayudas en este sentido por parte de la Junta.

Lara criticó que antes dependían de la Mancomunidad de Municipios de la Costa Tropical para instalar las boyas, pero ocurrió que "a dos días de celebrar la procesión del Virgen del Carmen", es decir el 14 de julio, "las montaron, lo cual no es de recibo" e hizo que decidieran ir por libre.

El edil torreño también destacó que el personal de limpieza de Torrenueva se encarga de que la arena presente un buen aspecto.

La temporada pasada estrenaron nuevas pasarelas de hormigón para todo el año, con lo que se ahorran el trabajo de montaje y desmontaje que se hacía con las de madera. También el año pasado colocaron 14 duchas nuevas, 7 de las cuales están adaptadas para personas con discapacidad. En ese esfuerzo por adaptar las playas a todas las personas, de las 30 entradas que posee Torrenueva, 10 están preparadas con acceso a minusválidos. Desde la concejalía de Playas ya ultiman los detalles con los voluntarios de Protección Civil para que la seguridad esté garantizada el día de San Juan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios