tribuna de opinión

Trabajos perdidos

  • Los alumnos tienen que entregar 3 copias del TFM y una versión digital

Trabajos perdidos Trabajos perdidos

Trabajos perdidos

Durante los cursos 2010-2011 y 2011-2012 fui el coordinador del Master de formación del profesorado de educación secundaria y bachillerato en la especialidad de Biología-Geología, eran los dos primeros años de impartición de dicho máster, que en este curso 2017-2018 transcurre ya por su octava edición. Lo que les relato sobre su gestión hace referencia tan solo a esa especialidad pero se puede generalizar a las más de quince especialidades que comprende.

En el primer curso, siendo el año en que se iniciaba este Máster, se solicitó a los estudiantes que entregaran tres copias en papel de su Trabajo Final de Máster (TFM), además de una copia en soporte informático que realizaron en un CD.

Las copias en papel se registraron en las secretarias de los Departamentos universitarios que coordinaban cada especialidad y se entregaron a los miembros de los tribunales que debían juzgar dichos TFM. Las copias electrónicas también fueron registradas y quedaron en mi poder como coordinador de la especialidad, custodiadas por si procediera alguna reclamación en calificaciones. En el segundo curso la gestión se agilizó y solo se solicitó una copia en papel que quedó registrada, aunque algunos alumnos entregaron varias, probablemente por pensar que se seguiría la norma anterior.

La gestión universitaria prescinde cada vez en mayor medida del gasto en papel pues es mucho mejor trabajar con copias electrónicas, ya ni siquiera en CD sino simplemente copiadas en herramientas USB o en envíos de archivos por e-mail. Las copias en doc o docx se utilizan para ser revisadas y finalmente se transforman a pdf con firmas insertadas. En ese formato se envían a los miembros del tribunal y con ellos se trabaja desde el curso 2011-2012. Las copias de los TFM definitivos se mantienen custodiadas por los coordinadores de especialidad en previsión de reclamaciones y se envían a la coordinación general del Máster, siempre en previsión de alguna reclamación de calificaciones.

Los estudiantes del máster pueden autorizar que sus trabajos sean depositados electrónicamente en el Repositorio Institucional de la UGR para que puedan ser consultados por toda la comunidad universitaria (la Academia). De hecho los directores de los TFM animan a los estudiantes de trabajos de gran calidad para que así lo hagan, pues de este modo pueden incluir dicha publicación electrónica en su curriculum vitae.

Esta es la gestión que desde esos cursos se viene realizando de los documentos de los TFM en la universidad pública de la UGR.

Creo que esta gestión en papel o en documentos electrónicos deberá ser muy similar en muchas universidades públicas. Digo yo que no debe ser muy difícil de encontrar los archivos en base informática, salvo borrado accidental o intencional (que los hay claro, incluso a martillazos). O bien los responsables de otros másteres no son tan maniáticos como yo, que lo suelo guardar todo durante mucho tiempo, como creo que debe ser, o bien en otras universidades las normas son otras.

Podría comentarles sobre la composición de los tribunales de los TFM pero dado que en ese tema tendría que hablar de terceras personas, por prudencia me abstengo de mucho comentario. Tan solo decir que en la UGR un tribunal de TFM no puede estar formado solo por personas de un mismo Departamento académico; siempre es más enriquecedor contar con visiones de personas de al menos otras áreas próximas. Que luego dicen que somos endémicos y endogámicos; en nuestro caso puedo afirmar que no es así. Pero ya les digo esto es la UGR, en otros foros académicos parece que o lo están investigando o no lo tienen tan claro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios