Granada

Turquía, destino preferente de turistas en busca de tratamientos más baratos

  • Los profesionales avisan de que lo más importante es ponerse en manos de expertos, no ahorrar

Turquía, destino preferente de turistas en busca de tratamientos más baratos Turquía, destino preferente de turistas en busca de tratamientos más baratos

Turquía, destino preferente de turistas en busca de tratamientos más baratos

Turquía atrae cada año a más de 600 pacientes de nacionalidad española cautivados por los bajos precios que ofrecen las más de 250 clínicas dedicadas a los trasplantes capilares. Ofrecen tratamientos que incluyen un pack completo de viaje, con avión, estancia de cuatro días e intervención capilar por unos 3.000 euros. Pero no es oro todo lo que reluce ya que, si bien hay especialistas y profesionales en muchas de las clínicas, también es cierto que en otras hay enfermeras realizando intervenciones en serie, con anestesias inadecuadas y en condiciones que pueden poner en riesgo la salud del paciente. También se han dado casos de personal no médico a cargo de las intervenciones, de ahí la importancia de informarse bien y pedir garantías.

El cirujano plástico José Córdoba de Granada, advierte de que las complicaciones pueden ser graves y "ningún médico en España va a hacerse cargo de ellas. Si algún paciente tiene problemas, tales como hematomas y otros, tendrá que volver a Turquía". Córdoba señala que acudió a una reunión en Málaga para informarse acerca de las técnicas empleadas en Turquía. Los responsables de la sesión explicaron que solamente empleaban la técnica FUE (que no deja cicatriz), ya que en muchos casos no tienen personal cualificado para realizar ninguna otra. También supo que la anestesia aplicada habitualmente es "la lidocaína, un anestésico que es poco cardiotóxico pero con una duración corta, como máximo de hora y media". Esto supone que el paciente puede sufrir graves dolores durante la intervención si es que se alarga, cosa más que probable. En Málaga hay un facultativo que capta pacientes para enviar a Turquía y se lleva una comisión de 300 euros por cada uno. El boom de los implantes capilares no ha hecho más que empezar. El doctor Córdoba asegura que "en Turquía nos están haciendo un favor. Aquí el auge es tal que el sector no para de crecer y se ha notado un gran incremento".

Otros profesionales consultados también son críticos con la oferta turca, enfocada en el turismo sanitario. Néstor Pisano, de la Pisano Hair Trasplant Clinic, asegura que "hay pacientes que miran más que les paguen el hotel. Y en lo que hay que enfocarse es en la cirugía, no en el paseo por Turquía". Los médicos españoles dicen que es conveniente que el centro sea cualificado, cercano y de confianza, por si surge alguna complicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios