La UGR cuestiona el modelo electoral ante la alta abstención estudiantil

  • La Junta Electoral de la Universidad insta a adoptar medidas que estimulen la participación de los alumnos y a cambiar el voto anticipado por el voto por correo

Comentarios 3

Que Francisco González Lodeiro es el nuevo rector, ya nadie lo pone en duda después de que la Junta Electoral de la Universidad de Granada presentara ayer los datos definitivos de la votación que se celebró el lunes: "no se ha presentado ninguna impugnación y el aspirante ha sido refrendado con el 70,35% de los votos emitidos". Pero estos comicios han dejado varios frentes abiertos.

El primero es el relativo a la participación. No se puede considerar un éxito la consulta cuando de una comunidad con 68.838 electores sólo han ido a votar 5.217 (el 5,3%). El análisis que realizaron ayer los miembros de la Junta Electoral apunta directamente a la desidia de los estudiantes, pues de 62.098 censados sólo fueron 1.935 (apenas el 3%). "La participación fue escasa", reconoció el presidente Enrique Villanueva, quien insistió en que la Universidad debía adoptar medidas para estimular la participación estudiantil en los procesos electorales. Aunque la abstención del alumnado universitario no sólo se vive en este proceso. A título personal, Villanueva añadió que no entendía "por qué los estudiantes, que tanto han peleado por tener un 27% de representación en el Claustro, luego no asisten a las reuniones".

La mayoría de los miembros de la Junta Electoral coincidieron ayer en señalar la necesidad de afrontar algunos cambios en el modelo electoral para involucrar más al electorado. Por ejemplo, modificar el sistema de voto anticipado, que es la única vía para los que no pueden votar el día de los comicios. En estas elecciones se han registrado 102 votos anticipados, lo que significa que el sistema es demasiado complejo. "Teniendo en cuenta que tanto el profesorado como el alumnado tiende a realizar cada vez más estancias en el extranjero que le impiden estar el día de la votación en Granada, sería más idóneo el voto por correo", explicó el presidente.

Otra cuestión que ha suscitado un enorme debate ha sido el de la legitimación de unas elecciones a rector en las que sólo ha habido un aspirante. "Si de mi dependiera, con un sólo candidato no habría elecciones", apuntó el catedrático emérito Villanueva. Una idea con la que coincidían los demás miembros de la Junta Electoral. El gasto económico y el sobreesfuerzo que supone la celebración de unos comicios en los que deben participar casi 70.000 personas no se justifica cuando sólo hay un candidato al puesto de rector, según Miguel Gómez Oliver, también miembro de la Junta Electoral. Pero para este supuesto habría que modificar de nuevo los estatutos cuando acaban de ser reformados recientemente.

En realidad, esta campaña ha sido una de las más económicas de cuantas se han celebrado en la historia de la UGR. Según informó la secretaria general de la UGR, Rossana González, el gasto total no ha llegado a 20.000 euros. Concretamente, unos 1.500 euros en cartelería y otros 18.000 en dietas a los 408 miembros de mesa designados para el día electoral (cada uno percibió 40 euros por dicha labor y se le pagó un menú de 3 euros en los comedores universitarios). "Además, se había designado 6.000 euros para que cada candidato pudiera hacer su campaña, pero como sólo hubo un aspirante, Lodeiro, éste decidió renunciar a su parte", explicó la secretaria general. Aún así, la Junta Electoral tuvo que reunirse hasta seis veces y parte del equipo de Gobierno ha estado trabajando durante el último mes en dicho proceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios