La UGR gestiona el 'reciclaje solidario' de 3.000 kilos de equipos informáticos

  • La Oficina de Software Libre recoge, repara y reparte el material a ONG y asociaciones

"Es una forma de reciclar, y también de favorecer a alguien que no puede acceder a equipos informáticos" perfectamente útiles, pero que, por uno u otro motivo, han sido desechados. Maribel García Arenas, directora de la Oficina de Software Libre (OSL), explica cómo el círculo virtuoso del reciclaje se cierra de una forma muy solidaria en la sede de la Oficina, en la calle Real de Cartuja de la capital granadina. Hasta aquí llegan los equipos informáticos que, pese a estar en buen estado, son desechados bien por ser excesivamente lentos, por tener algún elemento dañado o por, simplemente, haber sido sustituidos por otros equipos más nuevos. Muchos proceden de despachos de facultades y centros universitarios, un 'proveedor' de equipos informáticos -monitores, discos duros, teclados, impresoras, cañones o escáneres- que genera una cantidad ingente de material para reciclar. Otros son donados por particulares. Al año, según la información de la Oficina de Software Libre, se tratan tres toneladas de material que, en buena parte, vuelven a la vida, a ser útiles.

Desde hace diez años, la OSL de la Universidad de Granada gestiona campañas de recogida y reparto de material informático entre entidades sin ánimo de lucro. Son cientos de kilos en equipos que, tras pasar por el 'taller' e incorporar software libre, vuelven a la calle. Están en perfecto uso y con "mucha vida útil por delante", explica Nuria Rico, que gestionó las tres últimas campañas del pasado 2017, año en el que hubo al menos cinco iniciativas de este tipo y que contaron con el patrocinio de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) y del Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Igualdad e Inclusión de la Universidad de Granada.

"Vienen con los equipos", en el caso de donaciones particulares. o "vamos a por ellos", si proceden de centros o facultades. Los que están en condiciones de ser reutilizados se aprovechan. Los que no, se derivan a una empresa de reciclaje. "Todo el material informático se puede reutilizar, de una manera u otra... aunque sea para sacar el cobre", apunta la directora de la Oficina.

En el caso de que sea necesario, se arreglan las piezas que estén defectuosas -como la sustitución del disco duro- y en todos se instala software libre. De hecho, la Oficina tiene como objetivo la promoción de este tipo de software, que es gratuito -no requieren licencia como los sistemas operativos privativos- y, además, requieren de menos recursos para funcionar, según explica García Arenas. Una vez a punto, se gestiona la entrega a las ONG y entidades que previamente han solicitado el material. El objetivo es cubrir la demanda del mayor número de asociaciones. El único requisito, indica la directora de la Oficina, es que la entidad esté registrada. Así, se benefician colectivos como asociaciones de padres y padres, entidades como el Banco de Alimentos, ONG o asociaciones musicales o culturales de toda la provincia. Estos colectivos sí tienen plazos para hacer llegar a la OSL sus necesidades. Una vez ajustados los equipos disponibles con las peticiones realizadas, se organiza un taller formativo en el que participan las entidades de forma obligatoria. En esta sesión formativa se explica cómo funcionan los equipos y las singularidades del software libre.

Esta iniciativa solidaria es una de las tareas que tiene la Oficina de Software Libre, que también se ocupa de la gestión de los campus tecnológicos para chicas e infantil que se celebran cada verano. También se ocupa del mantenimiento de las aulas de teoría de la Escuela de Caminos, Canales y Puertos, la Facultad de Ciencias y Ciencias Políticas y Sociología, por ahora, ya que el objetivo, adelanta García Arenas, es realizar el mantenimiento de más centros de la UGR. La Oficina también impulsa que aparezcan formularios de software libre en la web de la Universidad y la tramitación del procedimiento de liberación de herramientas de software desarrollados por la comunidad universitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios