UGT pide a Educación que complete el adelanto del curso con un plan de mejoras

  • El sindicato apuesta por crear departamentos de orientación y cubrir las sustituciones

El sindicato UGT se mostró ayer dispuesto a negociar con la Consejería de Educación el adelanto del inicio del curso escolar pero en el marco de una negociación más amplia sobre medidas que contribuyan a mejorar la calidad del sistema educativo.

Así lo manifestaron ayer en Granada el secretario regional de la UGT, Manuel Pastrana, y el responsable andaluz de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) del sindicato, Juan Carlos Hidalgo.

Las medidas que UGT pide incluir en la negociación pasan, entre otras, por la creación de departamentos de orientación Infantil y Primaria para detectar las deficiencias del aprendizaje desde los primeros años de estudio y por la cobertura de las sustituciones, al darse la circunstancia, según el sindicato, de que los profesores de refuerzo acaban por convertirse en profesores sustitutos.

Pastrana comentó que si el problema de la calidad de la enseñanza se pudiera resolver con una semana más de clase, "no habría ni un único profesor que no estuviese dispuesto a ello". Pero en opinión del sindicato, la mejora del rendimiento escolar -uno de los objetivos del borrador de decreto de la Junta- no se soluciona exclusivamente con esa medida, que según Pastrana pretende "enmascarar otros déficit del sistema educativo" con la "escenificación" de que se está dando un paso hacia la mejora de la calidad de la enseñanza.

Pastrana, para quien los profesores no son "auxiliares de guardería", considera que "se ha abierto una fractura muy difícil de cerrar culpando a los profesores de no querer atender la necesidad de los padres, que no es educativa sino de dónde dejar a sus hijos".

Hacia la mejora del sistema se avanzará, aseguró, negociando con los profesionales, que son "actores imprescindibles" en ese objetivo, pero no "sometiéndoles a una especie de juicio público y demagógico que nada tiene que ver con la calidad".

El sindicato entiende que con el adelanto del inicio del curso "se ha dado a entender que es el profesorado el responsable del fracaso escolar", según Hidalgo, para quien la responsabilidad recae en parte en los docentes pero fundamentalmente en las políticas educativas de la Junta.

Por ello, dicen estar abiertos a seguir negociando el calendario lectivo del curso pero "en paralelo" a la negociación de un conjunto de medidas que contribuyan a reducir el fracaso escolar.

Si en el marco de esa negociación se incluye la del adelanto del curso, el profesorado "no tendrá ningún problema en debatirlo".

En la Mesa Sectorial de Educación celebrada el pasado 19 de enero, los sindicatos manifestaron su rechazo a la fecha del 7 de septiembre para el inicio del curso, tras lo cual Educación presentó una nueva opción que establecía el comienzo el 10 de septiembre. Finalizado el plazo acordado en la Mesa Sectorial para que analizasen la propuesta y como la administración no recibió respuesta de los sindicatos, se acordó que el decreto siguiera su tramitación en el Consejo Escolar, que la consejera de Educación, Teresa Jiménez, consideró "un nuevo espacio para el diálogo".

Hidalgo manifestó ayer al respecto que el Consejo Escolar es un órgano consultivo pero no de negociación, por lo que propondrá que la resolución que salga de él sea la de instar a la Junta a negociar para llegar a un acuerdo que evite que el asunto acabe en "un enfrentamiento entre profesores y padres".

Si la situación no se resuelve, el sindicato se reserva la posibilidad de convocar nuevas movilizaciones a las ya fijadas (un paro de una hora el 24 de febrero y concentraciones el 3 de marzo).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios