UGT denunciará ante la Fiscalía que el convenio de la construcción no se cumple

El sindicato UGT confirmó ayer que presentará una denuncia ante la Fiscalía de Granada contra la patronal de la construcción por un supuesto delito social tras su negativa a aplicar la subida salarial del 3,5% correspondiente a 2009. Aseguró además que la paralización en las negociaciones del convenio del sector supondrá la acumulación de una deuda de más de 15 millones de euros a los trabajadores de la construcción.

En total son unas 35.430 las personas que se dedican a la construcción en la provincia, a los que -según UGT- la patronal debe más de 13 millones de euros en concepto de atrasos, que se unen a los casi tres millones de euros correspondientes al dinero que los empresarios "se han ahorrado" en cotizaciones a la Seguridad Social.

Para el secretario general de UGT-Granada, Mariano Campos, esta actitud supone un "atraco a los bolsillos de los trabajadores y un autentico delito social" y acusó a la patronal de querer "marear la perdiz" con sus numerosas consultas sobre el IPC previsto, para "no pagar lo firmado".

Según Campos, el motivo es que por primera vez en 30 años el IPC real no ha superado al IPC previsto, por lo que los empresarios pretenden aplicar el convenio "cuando les conviene", por lo que ha pedido al gerente de la Asociación de Constructores y Promotores, Francisco Martínez-Cañavate, que "no haga demagogia" con las cuentas salariales.

Campos recordó que el IPC previsto estipulado en el convenio de la construcción lo marca el Banco Central Europeo y "es usado anualmente" por el Gobierno central para los presupuestos generales, las transferencias a comunidades, las subidas salariales a los empleados públicos, el aumento de las pensiones o los ajustes de las tablas del IRPF.

El secretario general de UGT de Granada ha calificado a Martínez-Cañavate como un empleado con salario de ejecutivo que aún cree que "todo el monte es orégano" y que "cambiaría a peor" el sueldo y la jornada laboral de cualquier trabajador.

Por su parte, el secretario general de la Federación del Metal, Construcción y Afines (MCA) UGT Granada, Francisco Ruiz-Ruano, añadió que la negativa de los empresarios a aplicar la subida salarial fijada en el convenio obedece a una actitud "prepotente, cínica e irresponsable", que rompe el principio de buena fe y confianza que deben presidir cualquier proceso negociador.

Recordó que el convenio de la construcción ya ha sido firmado en más de 30 provincias en toda España, así como en la mayoría de las comunidades autónomas, "y en todas ellas se ha pactado la subida salarial del 3,5% para este año".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios