"La Universiada y los paralímpicos son otro tipo de competición"

  • Eduardo Roldán afirma que el reto de Granada es conseguir incentivar el deporte universitario

Entre los múltiples retos que asume Granada a la hora de postularse como ciudad anfitriona de la Universiada 2015 se encuentra el de fomentar el deporte entre los universitarios. La tarea se antoja harto difícil, sobre todo teniendo en cuenta la escasa participación de los universitarios en las actividades deportivas de la UGR. Para empezar, la Universidad ha decidido encargar un estudio que defina con exactitud qué porcentaje de los universitarios practican deporte y en qué titulaciones son mayoritarios.

Consciente de que el deporte universitario no tiene el mismo 'tirón' que unos juegos olímpicos o que otro tipo de competiciones, el presidente de la Federación Española de Deportes de Invierno afirma que una Universiada, al igual que unos paralímpicos tienen otros marcos de juego y otro rango "aunque no por ello hay que pensar que es desmerecedor de atención".

"Indiscutiblemente el deporte universitario depende de la actividad que desarrolle cada una de las instituciones académicas y actualmente no desarrollan grandes eventos deportivos", apunta Roldán, quien reconoce que el deporte universitario es minoritario en España.

Y aquí surge el segundo reto de Granada ante dicha celebración: conseguir que el evento brille con la presencia de deportistas de numerosas nacionalidades.

"Por si solo el evento tiene su propio atractivo, pero no tiene nada que ver con el deporte de las asociaciones internacionales y del comité olímpico español. Tiene otro tipo de popularidad", argumenta Eduardo Roldán, quien opina que en Granada la Universiada ganará en brillantez y lucimiento.

Sin embargo, todas estas bondades parejas al evento dan que pensar acerca de la escasa iniciativa de las ciudades españolas a la hora de postularse como sede de la Universiada. "El ofrecimiento de las ciudades debe partir de una iniciativa conjunta entre Universidad y Ayuntamiento. Yo creo que las iniciativas deben partir de aquellos enclaves en los que haya inquietud y deseo para que la celebración trascienda", opina el presidente de la Federación Español de Deportes de Invierno.

De momento Granada tiene sus esperanzas puestas en dos deportistas. La primera de ellas Victoria Padial que, a sus 20 años ha sido cinco veces campeona de Andalucía de esquí de fondo y tres de España de roller-ski. Victoria practica biatlón desde muy pequeña y, aunque sólo le quedan dos años para terminar su carrera universitaria, espera quiere matricularse en algún máster para seguir vinculada a la Universidad.

La segunda de las grandes esperanzas es Gina Fernández. Ahora tiene 13 años y en 2015 cumplirá los 20. Así que, si consigue ser una buena estudiante y llegar a la universidad, será una de las representantes del deporte granadino con más posibilidades. Las dos estarán arropadas por María José Rienda. La deportista granadina más laureada y la española con más victorias en pruebas de la Copa del Mundo de esquí espera también poder participar como entrenadora o como miembro del comité organizador en la Universiada de 2015.

Antes de que llegue este momento queda mucho trabajo por hacer. Eso sí, el primer paso ya está dado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios