La Universidad que mira al futuro

  • El Consejo Social otorga sus premios, que reconocen el "gran caudal investigador" y el vínculo con la sociedad de la UGR

El Consejo Social de la Universidad de Granada (UGR) destacó, una vez más, el "gran caudal investigador que tiene" y "las muestras efectivas de su materialización en la sociedad", en palabras de su presidente, Gregorio Jiménez. Los premiados agradecieron el reconocimiento otorgado ayer en la sede del Rectorado y reseñaron su vinculación con la institución en la que, en el caso de los jóvenes investigadores galardonados, han dado sus primeros pasos en un terreno que da tantos motivos de alegría como sinsabores. "Más que una carrera de fondo es una carrera de obstáculos", señaló tras recoger su premio Mercedes Murillo, del Departamento de Prehistoria y Arqueología. La joven investigadora sevillana, reconocida por su trayectoria, recordó ante el abarrotado Salón de Rectores que cuando fue a formalizar la matrícula quien la atendió le espetó "anda que tus padres estarán contentos. Con este expediente y lo gastas en Historia". Mercedes Murillo hiló la anécdota con la reivindicación de unos estudios que cargan con el lastre de las escasas salidas laborales. Murillo llegó a la UGR "con muchísima sed de Arqueología" y alabó el hecho de tener un "entorno dinámico".

Fernando Manuel Moreno, del Departamento de Ingeniería de la Construcción y Proyectos de Ingeniería, recordó tras recoger su premio su ingreso en la "familia" de la Universidad de Granada. Fue en verano de 2003. Tras acabar sus estudios, reconoció que "titubeé" antes de decantarse por la investigación. "No estaba entre las opciones", admitió antes de afirmar que "me atraparon los papers" y "aquí sigo, enamorado hasta los huesos de la investigación".

Antonio Malpica y Carolina Cardell fueron los premiados en la modalidad de Departamentos, Institutos Universitarios y Grupos de Investigación en representación del proyecto de Unidad de Excelencia Ciencia en La Alhambra. Malpica reseñó que este trabajo "busca abrir el recinto" a una sociedad que "cada vez demanda más". Ciencia en La Alhambra pretende la "transversalidad" de un espacio. El objetivo es "un estudio holístico, multidisciplinar, integrado y transversal" con el objetivo de afrontar las "dificultades derivadas de la gestión del monumento", se especifica en la reseña de los premios.

En la modalidad de Actividad Formativa de la UGR en la modalidad online se galardonó a la Biblioteca por la creación de talleres virtuales sobre recursos de información. La directora de la Biblioteca, María José Ariza, desglosó el origen de la iniciativa. "Detectamos que los alumnos tenían pocos conocimientos de los recursos" con los que cuenta la Biblioteca. De ahí surgieron, en 2008, talleres de formación presencial. El éxito hizo que se diera el paso a la formación online. Desde ese año hasta la actualidad, han pasado por estos talleres unos 15.000 alumnos.

En la modalidad de Empresas e Instituciones el premio recayó en Domca SAU, empresa con más de 40 años de trayectoria y que está dedicada al desarrollo de soluciones tecnológicas para el sector agroalimentario y participa en proyectos de I+D+i junto con la UGR. Por último, en el apartado de Empresas, Instituciones y Organizaciones Sociales fue galardonada la Ciudad Autónoma de Melilla por el desarrollo de los planes de acción para la inclusión social de personas con discapacidad en materia de empleo.

El presidente del Consejo Social, Gregorio Jiménez, señaló una vez más la necesidad de "transformación" del modelo económico, la importancia de "fortalecer" la investigación, educación y transferencia.

El acto estuvo presidido por Gregorio Jiménez y contó con la participación de la rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda; la directora general de Universidades, Dolores Ferre; el consejero secretario del Consejo Social, Antonio Romero, y el presidente de la Comisión Evaluadora de los Premios, Javier de Teresa Galvá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios