Urbanismo pide a la Junta potestad para dar licencia en zonas históricas

  • El pleno aprobará una petición formal a Cultura para que ésta deposite en el Ayuntamiento competencias que han sido fuente de conflicto en años anteriores

El Ayuntamiento de Granada pedirá a la Junta las competencias exclusivas para tratar uno de los temas que en años pasados ha sido fuente de conflictos entre ambas administraciones: el otorgamiento de licencias para construir en los entornos protegidos del Centro y el Albaicín.

Amparándose en la nueva Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía (2007), la Gerencia municipal de Urbanismo tiene previsto someter a la votación del pleno una petición formal a la Consejería de Cultura de la Junta para que delegue en este organismo municipal la potestad de "autorizar obras o actuaciones en los inmuebles incluidos en la delimitación de los entorno de los Bienes de Interés Cultural", cuando estos elementos se encuentren dentro del Albaicín y el área Centro.

La ley impone como requisito para esa delegación de funciones que las zonas en cuestión se encuentren "suficientemente reguladas por el planeamiento urbanístico con normas específicas de protección". El municipio sostiene que el Plan Especial Centro (2002) y el Plan Albaicín (en referencia al de 1991, dado que el nuevo está sin aprobar) son elementos de protección suficientes y en sí mismos suponen un control y una limitación a las decisiones a adoptar por la Gerencia de Urbanismo.

Sin embargo, las diferentes interpretaciones de esos planes especiales, de lo que estaría o no permitido en los barrios históricos, ha sido motivo de conflicto entre el Ayuntamiento de la capital y la Junta en más de una ocasión. De hecho, la extensión de la zona protegida del Centro con la catalogación de Bien de Interés Cultural del Paseo del Salón y su entorno provocó un grave enfrentamiento con el Ayuntamiento, que había promovido en las mismas fechas una reforma de esa zona que no gustaba a la Junta.

Para otorgar las licencias urbanísticas y autorizar las obras solicitadas, el Ayuntamiento mantiene dos comisiones especiales con representación de varios sectores, incluida la propia Consejería de Cultura. Ahora la composición de esas comisiones se ha modificado para ajustarla a la nueva ley.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios