Urbanismo atribuye los nuevos derribos en Santa Adela a los vecinos

  • Los residentes solicitan información directa sobre todas las actuaciones

La concejal de Urbanismo de Granada, Isabel Nieto, asegura que la modificación del Plan Especial de Santa Adela para demoler 308 viviendas de la calle Cataluña y 224 de la calle Jarama responde a una petición vecinal que los mismos residentes le hicieron durante la presentación oficial de los nuevos pisos de la primera fase.

"Fueron dos representantes vecinales de las calles afectadas los que me comentaron que las viviendas de la calle Cataluña se encontraban en muy mal estado, razón por la que hemos estudiado la posibilidad de demolerlas y levantarlas reformadas", explicó la concejal. De todos modos, añadió, el proceso se encuentra en su fase inicial y aclaró que los trámites se prolongarán durante tres meses. "El plan tiene que ser aprobado en la junta de gobierno y será expuesto a un periodo de un mes de publicidad y alegaciones, tiempo en el que se podrán mafiestar de manera oficial", puntualizó la edil.

No obstante, vecinos de Santa Adela, sobre todo residentes de la segunda fase en la que se actuará en breve, se reunieron ayer por la tarde para decidir cómo van a actuar ante las nuevas construcciones. "Consideramos que es necesaria que la comisión de seguimiento de obras se ponga en marcha durante esta segunda fase, ya que la Oficina Técnica no abarca los problemas a pie de obra que han surgido y puedan surgir en nuestras viviendas", explicó una de las afectadas, que reclamó, tanto para los inquilinos de la segunda fase como para las demoliciones información directa y clara de todas las obras que se hagan en sus parcelas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios