Urbanismo concedió el año pasado el 60% de las licencias pedidas para construir casas

  • La oposición lamenta que se encargue ahora un estudio de vivienda a la UGR cuando ya se ha llevado a aprobación el nuevo PGOU que prevé 17.000 nuevos pisos

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada concedió durante el pasado año el 60 por ciento de las licencias solicitadas para construir nuevas viviendas en la capital, lo que significa que de las más de dos mil solicitudes recibidas, se dio permiso para obras a 1.300 viviendas. En el primer trimestre de 2008 la cifra de licencias otorgadas supera ya las 660.

Con estos números la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento, Isabel Nieto, quiso despejar ayer las dudas planteadas por los grupos de la oposición sobre el estancamiento en la construcción de antiguas viviendas y la ocupación indiscriminada de suelo que contempla el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

El debate comenzó cuando el portavoz del PSOE, Javier Torres Vela, pidió en el pleno municipal a través de una moción que se le suministrara información del número de viviendas del PGOU de 2000 terminadas e iniciadas, tanto libres como protegidas. Su homóloga en IU, Lola Ruiz, ratificó la petición apuntando que cerca del 70 por ciento de las viviendas proyectadas entonces están sin terminar. La pregunta tuvo una respuesta poco satisfactoria para los grupos de la oposición. Según el equipo de gobierno no existe un sistema informático que permita conocer estos datos, ya que los ficheros no distinguen entre los tipos de promoción: libres o protegidas.

Entonces: "¿Cómo han presentado ustedes un PGOU que contempla la construcción de 17.000 nuevas viviendas sin tener previamente un estudio de la situación real en Granada?", se preguntó indignada la portavoz de Izquierda Unida, apoyada por Torres Vela.

Y es que Urbanismo dio a conocer el pasado jueves la firma de un convenio con la Universidad de Granada para desarrollar una investigación que determine el número de viviendas vacías que existen en la capital; según el Instituto Municipal de Estadística superior a 20.000.

La reacción de Isabel Nieto no tardó en llegar. "El PGOU de 2001 no tiene un estudio de vivienda y el de 2007 se ha aprobado inicialmente sólo para que quede protegido el Albaicín", manifestó la concejal, quien insistió en la necesidad de evitar que dentro de diez años los pueblos de Granada se conviertan en capital y la capital en pueblo porque la gente se tiene que ir ante la imposibilidad de acceder a una vivienda en Granada.

El debate sobre el controvertido punto terminó con el ofrecimiento del portavoz socialista para diseñar un plan conjunto de vivienda, y con la votación de la corporación que desestimó la moción con 16 votos en contra y 10 a favor.

El sobrecoste de las obras de Gran Vía fue otro de los puntos que generó más tensión en el pleno municipal y que sembró la indignación entre las filas socialistas. Pese a que la Gerencia de Urbanismo reconoce en un escrito que el sobrecoste de 1.648.623 euros que ha supuesto la remodelación de Gran Vía se hará con cargo al presupuesto de 2008 (lo que mermará este año las inversiones en otras áreas), la concejal de Urbanismo defendió que se trata de facturas de 2007. "Esto no se quedará así", declaró el concejal socialista del Ayuntamiento, José María Rueda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios