Vecinos reclaman el indulto de un hombre condenado por Entrena

  • El acusado ingresó en prisión el pasado jueves tras ratificar la Audiencia su condena

Casi un centenar de personas de la Urbanización de la Carretera de la Concepción de Almuñécar se concentraron ayer ante los juzgados de la localidad para pedir el indulto de un vecino que fue condenado por abuso sexual a una menor por la jueza Adelina Entrena, expulsada de la carrera judicial.

Estos vecinos, que portaban varias pancartas, consideran que el encarcelamiento de Javier L.L., que permanece en prisión desde el pasado jueves -una vez que la Audiencia ratificó la sentencia de Entrena-, es "anticonstitucional" y que a su juicio se ha cometido perjurio en su contra por parte de la jueza, que ha sido expulsada de la carrera judicial por casos similares.

Además de estas protestas, que los vecinos llevaron a cabo ante el Juzgado que instruyó el caso -aunque el hombre fue condenado por la jueza de Motril-, están recogiendo firmas para pedir su indulto, al considerarlo inocente.

Javier, propietario de un supermercado, fue condenado a tres años de prisión por cometer de forma continuada un delito de abusos sexuales con una menor de catorce años a la que tenía contratada en su establecimiento. El acusado contrató a la menor en junio del 2004 para trabajar en la caja y en reposición de productos, relación laboral que existió hasta enero de 2005.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios