La Vega, en el epicentro del PGOU

  • Las alegaciones presentadas al Plan General de Ordenación Urbana tienen como un punto en común: La Vega · Oposición y colectivos sociales coinciden en la necesidad de definir y proteger este espacio

El Plan General de Ordenación Urbana ha logrado poner de acuerdo a la oposición y a los diferentes colectivos sociales granadinos en dos cosas: primero en que se retire el documento y segundo, en que la Vega es el diamante en bruto de la ciudad.

El PSOE, IU y Los Verdes son contundentes y su primera alegación al documento que desarrollará el urbanismo granadino en los próximos 10 años es que se elimine y se reforme el plan con un mayor consenso ciudadano, que responda a las nuevas necesidades planteadas por la ciudadanía y al desarrollo de la urbe. Pero salvado este paso, es la Vega el centro al que todos los partidos apuntan en sus documentos de alegaciones.

La necesidad de que la ciudad crezca es innegable, pero el problema es cómo y por dónde. IU, PSOE y Los Verdes lo tienen claro: "Este es un espacio de especial protección y no debe tocarse ni un metro de este suelo". Concretamente, el grupo socialista critica que en el plan elaborado por el Ayuntamiento se ocupa gran parte de este terreno con futuros usos residenciales, industriales y de servicios y que la transformación de los usos tradicionales de la Vega y con protección como agrícolas se han cambiado por usos como los de espacios libres con clasificación de urbanizables. "En total 7 millones de metros cuadrados de suelo protegido en toda Granada".

La preocupación de qué será de la Vega en diez años no sólo es de los partidos políticos, la asociación de constructores que ha presentado cincuenta alegaciones va más allá y ha pedido que se elabore un plan específico que concrete las posibilidades y el futuro del valioso terreno. Sobre todo, porque, según el alcalde, José Torres Hurtado, "mientras el Ayuntamiento no hace nada, pueblos del área Metropolitana se están comiendo terrenos de Vega sin problema alguno".

Otro de los puntos de las alegaciones que consigue mayor consenso es la vivienda para construir y rehabilitar. Especialmente unido al terreno del suelo a ningún partido le convence que el Consistorio saque sólo el 8 por ciento del suelo de la capital que permitirá construir en los próximos diez años poco más de 20.400 viviendas.

Al respecto, el PSOE solicita un análisis y estudio de la situación real y añade que en los suelos ya clasificados que aún están por desarrollar se cumplan las previsiones y se realice el 30 por ciento de viviendas protegidas en estos terrenos, lo que supondría llegar a 6.000 viviendas de VPO. Izquierda Unida incluso concreta las zonas y señalan al Fargue y los Rebites como las áreas más propicias para hacer nuevas promociones de viviendas de protección.

Y al margen de los grandes temas, en registro municipal se ha llenado de más de 200 propuestas al PGOU que ahora hay que analizar. A pesar de que no han sido pocas las asociaciones y colectivos que se han implicado en el documento para opinar sobre él, los grupos coinciden en que son muchos los granadinos que no saben lo "que se les viene encima", como señaló Lola Ruiz... quizás no sepan ni lo que es el PGOU. De ahí la propuesta común de que un plan tan importante como el desarrollo de la capital cuente con la máxima participación ciudadana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios