De la Vega exige la presencia de mujeres en los procesos de paz

  • La vicepresidenta primera del Gobierno reclama en la apertura de un seminario en la UGR la cooperación de todos los ciudadanos para "salir reforzados de la crisis"

La Universidad de Granada contó ayer con una invitada de excepción para inaugurar uno de los muchos seminarios que celebraba la institución esta semana. Considerada un símbolo por un importante sector femenino de la población española, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, informó, analizó, acusó y reclamó la presencia de más mujeres en los procesos de paz y en los organismos internacionales.

De la Vega trajo consigo un análisis sobre el papel que juegan las mujeres en las principales zonas de conflicto del mundo, una denuncia del pasotismo de muchos gobiernos con las resoluciones internacionales que reconocen el papel de las mismas en los procesos de pacificación y una petición al público oyente (casi un centenar) mayoritariamente femenino: "Es necesario que nos oigan -dijo la vicepresidenta-, debemos unirnos para que se escuche bien alto nuestra voz".

Arropada por el rector de la UGR Francisco González Lodeiro, la consejera andaluza de Igualdad y Bienestar Social Micaela Navarro y la diputada Cándida Martínez, De la Vega expuso cómo las mujeres son las principales víctimas de la violencia, de abusos sexuales o de trabajos forzados en todos los conflictos. Su relato llevó desde la crisis humanitaria que asola a El Congo hasta las visicitudes que pasaron las mujeres de Kosovo para que "no se les recluyera a un papel pasivo de beneficiarias de ayudas sin capacidad para decidir y participar"

La discriminación económica, jurídica y social a la que se ven sometidas las mujeres en todo el mundo las hace especialmente vulnerables, una realidad que la vicepresidenta apoyó con datos: "hace un siglo, el 90% de quienes perdían sus vidas en un conflicto armado era personal militar -dijo De la Vega-, hoy ese 90% de las víctimas de guerra son civiles, la mayoría niños y mujeres".

Las luchas de género se libran en primera línea de guerra, pues a juicio de De la Vega son las mujeres las que se hacen responsables de sus familias, las que se encargan de preservar una mínima economía de subsistencia y la de proteger su comunidad. "Las mujeres son las mejores y las más activas agentes de paz", recalcó.

De feminismo y pacifismo trata precisamente este seminario internacional que se titula Mujeres, Paz, teoría y prácticas de una cultura de paz en el que colabora el Instituto de Estudios de la Mujer y el Instituto de la Paz y los conflictos, ambos de la UGR.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios