Victorino: "Ésta es la fiesta del toro, no la del torero"

  • Las míticas reses del ganadero madrileño regresan a la plaza de toros de Granada tras 22 años de ausencia.

Después de nada menos que 22 años de ausencia, hoy vuelve a Granada la mítica corrida de los Victorinos, con una terna muy acostumbrada a matar este tipo de ganaderías de las llamadas duras: Juan José Padilla, Fernando Robleño y Antonio Ferrera son los componentes del cartel.

Desde el viernes y hasta las once de la mañana de ayer, los toros estuvieron expuestos en los corrales de la plaza de toros, y el que los ve no duda en señalar que son impresionantes. Lo que hagan una vez en el coso es algo que se conocerá esta misma tarde.

A sus 82 años de edad, Victorino Martín Andrés no duda ni un segundo cuando se le pregunta qué es lo que viene a Granada, y es contundente en su respuesta: "Una corrida de toros".

Pero claro, con todas las connotaciones que eso conlleva, porque Victorino habla del toro toro y recalca que ésta es una fiesta de toros, no del torero. "El toro tiene que estar, y si además hay toreros, entonces ya es la leche, pero lo primero es el toro", aseveró.

Estaba Victorino contento por volver a Granada, porque aseguró que habían tenido mucha suerte en esta plaza, pero en realidad eso le ha pasado en muchos otros sitios. "Cuando voy a los sitios, siempre vuelvo", dijo el ganadero.

La responsabilidad tampoco es un tema menor para Victorino, que añadió que la suya  "es una ganadería histórica, y donde vamos siempre llevamos la responsabilidad de quiénes somos".

Hizo también una reflexión sobre la corrida de hoy y sobre el coso granadino. "Espero de Granada que esté bien y que vean cómo es el toro, porque el público es el que tiene que pedir el toro; y el torero también, claro, pero primero el toro".

Lo de que Granada tiene una afición torerista, lo resolvió Victorino de un plumazo:  "La plaza de Granada es antigua y con solera, y lo primero es el toro, lo de torerista no vale si no sale el toro". Más claro, el agua.

Pese a reconocer que muchas figuras han lidiado sus reses, también admite que algunas "le temen porque son toros de respeto".

Por último, el ganadero se declaró satisfecho con el cartel de hoy, matadores acostumbrados a lidiar con todo . La reivindicación de Victorino Martín es clara, breve y sin embargo difícil de asumir para muchos: "Fiesta del toro, no del torero", por si alguien no había caído en el detalle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios