Violencia juvenil, un fenómeno que requiere una implicación de toda la sociedad

  • El TSJA hace un llamamiento a la ciudadanía para que denuncie todo caso de maltrato infantil

La violencia juvenil ha pasado a constituir para el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla (TSJA) un fenómeno de "especial complejidad", que no sólo requiere de una adecuada respuesta judicial y policial, sino también de una especial implicación de la sociedad en general.

"Los casos de violencia en las aulas han sobresaltado los hogares españoles y han puesto sobre la mesa una problemática compleja y desdichada, fuente de preocupación de los padres, que ven cómo se enrarece el que debería ser un sano ambiente de enseñanza", subrayó el presidente del Alto Tribunal, Augusto Méndez de Lugo, para quien no hay que perder de vista que "los niños de hoy son los hombres y mujeres del mañana".

El presidente se refirió a un informe del CGPJ en el que se establece que "los adolescentes empiezan a mostrar conductas delictivas a partir de los 13 años", si bien "el punto álgido de la delincuencia juvenil" se sitúa en los 16-17 años.

Pero no sólo los casos de violencia ejercida por adolescentes son preocupantes. Los menores no sólo son sujetos activos de delitos y faltas, sino que la violencia sufrida por niños está adquiriendo también unas dimensiones considerables. "Desgraciadamente, la terrible actualidad ha sacado a la palestra el horripilante fenómeno del maltrato infantil y de los abusos a menores", indicó Méndez de Lugo, que quiso lanzar un mensaje a los ciudadanos para recordarles que "tienen la obligación legal de denunciar cualquier maltrato de un menor que presencien o tengan conocimiento".

Así, tras enfatizar que los poderes públicos deben asegurar la protección integral de los hijos, se comprometió a dirigir el azote de la Justicia contra todos aquellos que conviertan en víctimas de agresiones o abusos a niños. "Perseguiremos, enjuiciaremos y corregiremos, de acuerdo con los principios del Estado de Derecho, y con el amparo y la legitimidad única que proporciona la Ley, cualquier tipo de agravio que sea merecedor de la intervención de los Tribunales", garantizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios